Yunes Linares, la negación

25 enero 2018 | 10:59 hrs |

Por Filiberto Vargas Rodríguez

 

Prefacio.

Luce reducida la baraja de opciones priistas en Veracruz, para aspirar al Senado de la República. No son los mejores tiempos para este instituto político y quienes se animen a competir habrán de hacer un titánico esfuerzo para sobreponerse a los “negativos” que le abona la marca. *** La única opción sólida entre los varones priistas es el ahora exalcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez Franco, pero no han logrado convencerlo de que participe. Él mismo ha aclarado a quien lo cuestiona al respecto, que sus proyectos están enfocados hacia otros temas, aunque en el PRI no pierden la esperanza. El plazo se vence el próximo sábado. *** En busca de opciones “más ciudadanas que políticas”, el año pasado se tenía también en la mira para esa posición al empresario xalapeño Ricardo Ahued, pero de pronto se enteraron de que este ya había llegado a un acuerdo con Andrés Manuel López Obrador, y competiría por un escaño en la Cámara Alta, pero con los colores de Morena. *** A partir de ese descalabro y en vista de la reticencia de Diez Franco, surgió la propuesta de que participaran dos mujeres por Veracruz, pues ahí sí, la lista era más consistente. *** Desde hace varios meses han estado anotadas por esa opción dos damas que actualmente son delegadas federales en la entidad: Anilú Ingram, de Sedesol, y Elizabeth Morales del ISSSTE. Sin embargo, en fechas recientes levantó la mano Sonia Sánchez de Chirinos, quien –dicen- trae fuertes apoyos desde la capital del país y tiene un perfil más “ciudadano”. *** De estas tres opciones poco a poco parecen diluirse las posibilidades para Elizabeth Morales, y se fortalece la versión de que considerarían a la dupla Ingram-Sánchez, aunque hay quien insiste en que no se debe descartar aún a Juan Manuel Diez. *** Para las diputaciones federales anote por Xalapa a Michelle Servín (aunque hay quien plantea que la posición podría ser para la propia Elizabeth Morales, en caso de que no acceda a la candidatura al Senado) y a Érika Ayala, quien está sumada al proyecto de Pepe Yunes; Américo Zúñiga ocuparía una posición destacada en la lista de representación proporcional, para dedicarse de tiempo completo a respaldar la campaña por la gubernatura. Otra opción para Xalapa era David Velasco Chedraui, pero lo buscan más desde el frente PAN-PRD que desde el propio PRI. *** El exdirigente estatal del PRI, Renato Alarcón, habría gestionado una posición plurinominal privilegiada hacia el Congreso local. *** Como ya se anotó en este mismo espacio, el criterio que habrá de prevalecer es que quienes compitan sean personajes que le sumen votos a los proyectos de Pepe Meade y de Pepe Yunes. *** No hay muchos así.

* * *

No se podía esperar una reacción distinta por parte de Miguel Ángel Yunes Linares. Todo aquello que cuestione su gestión, todo aquello que ponga en riesgo su proyecto monárquico, es falso, no existe o es una campaña en su contra.

“Sé que a algunos les cuesta trabajo reconocer que vamos bien, pero vamos muy bien, el gobierno ha logrado avances muy importantes”, sentenció este miércoles.

Dijo que las cifras sobre feminicidios no son bien interpretadas:

“Una cosa son los números relativos y otra cosa son los números absolutos; es decir, si ustedes miden la incidencia delictiva en número de delitos pero no consideran el número de habitantes, entonces puede ser que el lugar que usted dice Veracruz ocupa, sea; pero si se analizan las cifras a la luz del número de habitante que tenemos es diferente”.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la única fuente “confiable” para Miguel Ángel Yunes Linares, dio a conocer que durante el 2017 en el estado de Veracruz se cometieron 79 feminicidios, cifra que sólo fue superada por Sinaloa, que tuvo 82 registros. Esos son los “números absolutos”, que el gobernador se niega a admitir.

Pero no fue esa la única crítica a su gobierno.

El delegado de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) en Veracruz, Luis Exsome Zapata, dijo que esta entidad tiene un problema importante con el robo de unidades que trasladan combustible. De los 167 robos a autotanques registrados en el 2017, el 39 por ciento, o sea 4 de cada diez de esos delitos, se cometieron en Veracruz.

La respuesta fue tajante: “Es Mentira, nos hemos reunido y pasado mañana viene el dirigente nacional de Canacar y hay un reconocimiento de que en el estado ha bajado el robo de vehículos y el robo de trenes”.

Ya nadie le cuestionó sobre lo informado por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), que informó que el 80 por ciento de los robos de vehículos con violencia se concentró en el Estado de México, Ciudad de México, Jalisco, Veracruz, Puebla, Sinaloa, Michoacán, Nuevo León y Guerrero.

Con seguridad dirá que las cifras no fueron bien interpretadas o simplemente tachará de mentirosos a los representantes de las aseguradoras.

Así es él.

Él nunca se equivoca y quienes lo critican mienten.

Este miércoles también anunció, lleno de orgullo, que ya había llegado a Xalapa la Policía Militar.

En realidad no era necesario que lo diera a conocer. Todos los habitantes de la capital del estado lo sabían, pues para su arribo se montó un espectáculo en el centro de la ciudad.

Lo que Miguel Ángel Yunes Linares no informó es que este ramo del Ejército Mexicano ya había entrado a “operar” en otros dos municipios de Veracruz, en Córdoba y Coatzacoalcos, sitios en los que no ha disminuido ni medio punto porcentual la incidencia delictiva.

Quienes piensen que con la llegada de esta corporación se calmarán las aguas en Xalapa (seguramente serán los mismos que creyeron realmente que en los primeros seis meses de este gobierno se iba a recuperar la paz para los veracruzanos) podrían estar pecando de “ilusos” (dixit “el junior”).

Lo cierto es que en el actual gobierno se han elevado las cifras de delitos de “alto impacto”, como el homicidio, el secuestro, la extorsión o los asaltos en carreteras; pero además se han disparado cifras de ilícitos que no necesariamente cometen las bandas del crimen organizado, como los asaltos a comercios o los robos de vehículos.

Todo esto es producto de una deficiente gestión de la policía preventiva, y la cada vez más evidente confabulación de los mandos policiacos con las bandas criminales.

Si para imponer su orden monárquico tiene que vender su alma al Diablo, Miguel Ángel Yunes no lo dudará ni un segundo: La venderá.

¿O ya lo hizo?

* * *

Epílogo.

El precandidato del PRI a la gubernatura de Veracruz, Pepe Yunes Zorrilla se reunió este miércoles, en el puerto de Veracruz, con presidentas de sección y militantes del PRI en la colonia Lomas de Tarimoya, una de las de mayor marginación, para pedirles su apoyo. “Quiero ser candidato del PRI a gobernador de Veracruz y quiero hacerlo porque reconozco que hay muchas necesidades qué atender en colonias como ésta. Quiero dejarles la seguridad y la tranquilidad de que vamos a regresar muchas veces y vamos a ver que muchas cosas cambien aquí para bien”, aseguró. *** Un tema muy delicado está por estallar en el Congreso local: La propuesta panista de retirarles el fuero a los legisladores locales podría ser sometida a votación este jueves. El tema suena atractivo para tiempos electorales, pero resulta muy peligroso en manos perversas, verbi gracia el gobernador de Veracruz. Si así reprime, amenaza y avasalla, imaginen que le ordene a su lacayo, el Fiscal, que actúe en contra de los legisladores que se opongan a sus caprichos. ¡Sálvese el que pueda!

filivargas@gmail.com

*Esta es opinión personal del columnista.