Ya son 20 los periodistas asesinados en Veracruz

Ricardo Monlui se une a la larga lista de periodistas asesinados en tierras veracruzanas

Foto: Web.
20 marzo 2017 | 8:26 hrs | Redacción Noreste

Xalapa, Ver.- 20 Reporteros, fotógrafos, columnistas y trabajadores de los medios de comunicación en Veracruz ha sido asesinado del 2011 a la fecha. Ricardo Monlui Cabrera se convierte en el primer muerto en la era del panista Miguel Ángel Yunes Linares.

Tal como el anterior gobernador priista, el prófugo Javier Duarte de Ochoa, Yunes Linares ha condenado el asesinato del comunicador ocurrido este domingo en Yanga, quien frente a su esposa e hijo fue ultimado a balazos, luego de compartir sus últimos alimentos en familia.

Tendido en la banqueta quedó el cuerpo, junto al Tsuru blanco que iba a manejar. Por la espalda le dispararon al columnista.

Ricardo Monlui se une a la larga lista de periodistas asesinados en tierras veracruzanas.

En el sexenio de Javier Duarte, el primer caso se dio en marzo 2011, Noel López Olguín, reportero de Noticias de Acayucan estuvo desaparecido desde el día 8 y fue su cuerpo encontrado el 1 de junio en el municipio de Chinameca, al sur de la entidad.

Le siguió Miguel Ángel López Velasco, columnista de Notiver, quien junto con su hijo Misael López Solana, fotógrafo también de dicho rotativo, y esposa murieron en su casa el 20 de junio 2011.

A los pocos meses ocurrió la ejecución de Yolanda Ordaz de la Cruz, reportera policiaca de diario porteño Notiver, desapareció el 24 de julio 2011, a las 48 horas su cuerpo fue hallado decapitado.

Al siguiente año, otro asesinato que estremeció al periodismo fue el de Regina Martínez Pérez, corresponsal de Proceso, estrangulada en su domicilio el 28 de abril 2012.

En mayo 3 del 2012, en el canal de la Zamorana en el puerto de Veracruz fueron ubicados los cuerpos de Gabriel Huge Córdova, fotógrafo de Notiver; Guillermo Luna Varela, fotógrafo de Veracruznews; Esteban Rodríguez Rodríguez, fotógrafo de diario AZ, y el cuerpo también de Ana Irasema Becerra Jiménez, de 33 años de edad, empleada administrativa del periódico El Dictamen.

De nuevo en la capital veracruzana, ocurrió la ejecución de otro periodista, ahora sería Víctor Manuel Báez, editor de Reporteros Policíacos del Periódico Milenio, su cuerpo fue encontrado en el centro de la ciudad, el día 14 de junio 2012.

Hasta el 2014, de nuevo ocurrirían asesinatos de trabajadores de los medios de comunicación. El 12 de febrero fue ubicado el cuerpo de Gregorio Jiménez de la Cruz, fotógrafo de Notisur, quien había sido reportada como desaparecido el día 6.

Octavio Rojas Hernández, corresponsal del periódico El Buen Tono, ubicado en la zona de las montañas en Veracruz, fue asesinado en su casa en el municipio Cosolapa, Oaxaca, en la frontera con Veracruz. Murió el 11 de agosto.

Moisés Sánchez Cerezo, director de La Unión, el 2 de enero del 2015, fue secuestrado y su cuerpo fue encontrado 22 días después.

Meses después, el 4 mayo Armando Saldaña Morales de 49 años, locutor de la estación de radio La Ke Buena, fue encontrado muerto. Recibió cuatro impactos de bala.

El periodista número 13 de la administración de Javier Duarte, le tocó ser a Juan Mendoza Delgado, era director del portal de noticias Escribiendo La Verdad, el 2 de julio 2015, su cuerpo fue encontrado sin vida.

El 31 de julio, el cuerpo de Rubén Espinosa, fotoperiodista de Proceso y Cuartoscuro, fue encontrado en un departamento. Junto con él murieron otras tres mujeres, en el conocido multihomicido de La Narvarte.

Para el último año de la administración del priista, el 9 de febrero del 2016 se conocía la noticia de la desaparición de Anabel Flores Salazar, reportera de Policiaca de El Sol de Orizaba, horas más tarde fue encontrada sin vida, en Puebla, en el kilómetro 1+580 de la carretera Cuacnopalan-Oaxaca.

Le siguió Manuel Santiago Torreso González, quien fuera corresponsal de TV Azteca y Diario Noreste, murió el 14 de mayo del 2016 en Poza Rica.

A los pocos meses, Pedro Tamayo Rosas, fue asesinado frente a su familia a las afueras de su casa, el 20 de julio del 2016. Él contaba con “protección estatal”. Murió en Tierra Blanca.

Este domingo Ricardo Monlui Cabrera, se unió a la larga lista de reporteros asesinados. La mayoría de los casos siguen sin ser esclarecidos, otros más aunque las autoridades lo dan por “resueltos” para el gremio periodístico, las versiones no son convincentes.