Y los taxis de Cecil Duarte?

7 marzo 2017 | 13:16 hrs | César Estrada

Ante el anuncio que hiciera hace unas semanas el Gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares, donde señaló que iría tras los dueños de taxis y concesiones que están relacionados al crimen organizado o la delincuencia, la sociedad reclama que esta revisión sea más a fondo, ya que durante los dos últimos sexenios, el tema de concesiones se volvió en pago de favores y corrupción.

En municipios como Veracruz, Poza Rica, Coatzacoalcos, Xalapa, Córdoba Tezonapa, Fortin, Coscomatepec y Orizaba, por mencionar los municipios de gran demanda y solicitud, los parques vehiculares de las unidades de alquiler fueron en aumento al grado que hoy en día se ha propiciado que el servicio se malbarate, no sea rentable y muchas veces los dueños decidan parar los vehículos por la falta de trabajo.

En Córdoba la cifra de taxis aumento de mil taxis a casi 3 mil, durante el sexenio de Javier Duarte, en donde la venta de concesiones se volvió un tianguis al mejor postor, siendo beneficiados en su mayor parte líderes taxistas que hicieron su agosto e incluso el hermano del ex gobernador, quien hoy es prófugo de la justicia, en este último su hermano Cecil Duarte quien através de diversos prestanombres se hizo de más de 300 taxis, los cuales circulan impunemente, ya que el brazo de la corrupción en que fueron envueltos otorgó que estas unidades presenten sus papeles en regla y se encuentren emplacados, lo que ha ocasionado que el tema se tenga archivado y en proceso de poder demostrar lo que de forma elegante le robaron al pueblo.

Entre los múltiples prestanombres del emporio que formó Cecil Duarte de Ochoa, se ha mencionado y se sabe que fue através de la organización “Juventud Dinámica” en donde aparte del desvío de millones en supuestos recursos para los jóvenes, muchos de estos que vivieron del robo, los que estuvieron al frente de las oficinas de esta organización y que eran allegados a Cecil, sirvieron como prestanombre para poder obtener los títulos de concesión, otros más fueron los fieles priístas que hoy se encuentran escondidos trabajando en áreas como Sedesol, Secretaría de Educación, Secretaría de Salud, Diputados Locales y Fedefales y algunos más son funcionarios públicos municipales, estos últimos viven su agonía, ya que en unos meses más se eligirán a nuevos Alcaldes y con ellos a su cuerpo edilicio, en donde todo marca que la “Esperanza de México” dará la sorpresa.

Pero volviendo al tema de los ladrones de lujo, será que la ley que alcance para todos los que formaron parte del desfalco millonario que hoy tiene a Veracruz en miras nacionales e internacionales, no por su Cumbre Tajín, ni por los Brujos de Catemaco, mucho menos porque busquen aprender a bailar, cantar o escuchar la ‘Bamba’ que los millones de Veracruzanos bailaron cuando dieron su voto de confianza para que el mayor ladrón que ha tenido Veracruz en su historia, hiciera y deshiciera con toda su red de cómplices, los cuales tiene nombre y cargos políticos, y quienes hoy piden protección legal de lo ilegal que hicieron, tomar el dinero del progreso de un Estado.

La sociedad Veracruzana espera ansiosamente ver qué las cabezas rueden, como en las épocas virreinales, donde el verdugo degustaba de ver a su público pedir la cabeza de aquel que había ofendido a la corona, a la clase real, o que era encontrado culpable por el pueblo, lo cual hoy sería una barbarie, ya que México es de los mexicanos y tan se por lo que algunos líderes de diversas agrupaciones han solicitado al ejecutivo que detuviera la liberación de más concesiones por temor a probar el filo de la justicia, el cual exhibirá a todos los que lo conforman y forman aún, porque el dinero mal habido poco dura pero mucho hace falta, y más cuando se acerca el final de la historia donde gozaban de poder y mientras estaban en él, su brillo los opaco, dislumbro y demostró que nadie está exento de la corrupción.

Dudas y comentarios a:

Yuknoom30@Gmail.com

*Esta es opinión personal del columnista