Y ¿La minorías?

25 mayo 2016 | 14:19 hrs |

En el 2009 el Distrito Federal se convirtió en la primera ciudad de América Latina en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Desde entonces, la hoy CDMX, se ha caracterizado por ser una metrópoli incluyente, progresiva y ejemplar para la región respecto a las problemáticas sociales de las minorías. Fue así como, se permitió la adopción de niños por parte de parejas homosexuales y el apoyo gratuito en el tratamiento para el cambio de sexo (transexuales). Estas han sido políticas de un gobierno de “izquierda”  enfocado en crear aceptación en las minorías de la ciudad.

El martes 17 de mayo, se celebró el Día Internacional en contra de la Homofobia. El Presidente, en un acto en Los Pinos, enfatizó que desde el 2014 se ha llevado acabo el programa para la igualdad y no la discriminación, de igual manera, invitando a todas las organizaciones públicas y privadas en mejorar los mecanismos que eviten la discriminación. El titular del Ejecutivo federal anunció que promoverá la iniciativa de ley que permitirá en todo el país a parejas homosexuales contraer matrimonio. Dicha iniciativa reformará el articulo 4to constitucional reconociendo como derecho humano el matrimonio entre personas del mismo sexo. También, hizo un llamado para aquellos estados que han negado en otorgar dicho derecho y que es sólo cuestión de tiempo para que sin ningún acto de discriminación y que los interesados tengan que demandar su derecho ante los tribunales estatales.

Sin duda alguna, lo anterior es un gran avance a favor de las minorías . No obstante, no es un hecho aislado y mucho menos una propuesta exclusiva del presidente. En los últimos años, a lo largo de país, diferentes estados han permitido o prohibido el matrimonio entre personas del mismo sexo, por consiguiente, dicha iniciativa hará que los grupos sociales, y la iglesia, en contra de la propuesta refuercen sus acciones en los estados ya prohibido dado que es necesario que 17 estados hagan el cambio en sus respectivas  constituciones para que la reforma constitucional al artículo 4 sea posible. Definitivamente habrá un debate en la sociedad lo cual es fundamental para fortalecer la democracia y así hacer un habito la pluralidad de opiniones, lo cual, siempre tendrá una conclusión en la que todos los grupos de una sociedad puedan convivir y respetarse.

Por otro lado, existe el debate, dentro de las campañas electorales de los próximos constituyentes de la CDMX , sí volver a discutir y, por ende, aprobar los cambios generados a lo largo de la historia de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal a favor de las minorías. Algunos académicos y candidatos no están de acuerdo en que se vuelva a poner en la mesa dichos temas. No se debe permitir perder el tiempo en derechos ya ganados por los ciudadanos. Sin embargo, lo que si debe de preocupar es que las mujeres son minoría dentro de las candidaturas independientes (a pesar de que son la mayoría de la población nacional) de los 21 candidatos sólo 6 son mujeres. Asimismo, la mayoría de dichos candidatos son ex funcionarios o ex miembros de partidos políticos. También, ninguno de los candidatos independientes y de partidos políticos han anunciado su total apoyo a la minorías de la ciudad únicamente están dentro de sus propuestas como relleno o protocolo a seguir.  En síntesis, lo importante a señalar es que otra vez  son los mismos quienes aspiran al poder, familias que llevan años dentro de la esfera política y sólo heredan el curul. De todos los candidatos a escribir una nueva constitución no se observa integrantes de la comunidad LGBTTTI, pro de animales, ecologistas -de verdad-,  feministas,  etc. Sin su participación directamente no es concebible hablar de democracia y muchos menos construir una constitución incluyente y plural. Nadie es ajeno a la política.