¿Y el Velódromo de Xalapa?

26 enero 2018 | 13:14 hrs | | Miguel Ángel Cristiani

Por Miguel Ángel Cristiani G.

Se está convirtiendo ya en una costumbre, sobre todo en estos tiempos de elecciones, que primero los candidatos y luego ya las autoridades en el poder, se pongan a barrer para atrás, es decir, critiquen y traten incluso de echar por tierra, todo lo que su antecesor pudo hacer o lograr.

Por eso es que es frecuente escuchar: “se llevaron todo lo que pudieron. No dejaron nada con qué trabajar. Los vamos a demandar. Se robaron todo” y muchas otras frases semejantes.

Lamentablemente en la mayoría de los casos, tienen toda la razón.

Pero también es cierto, que en ocasiones, hay inversiones millonarias, que se dejan en el abandono, como esperando que se deterioren y no puedan ser utilizadas.

Un claro ejemplo puede ser la infraestructura deportiva que se construyó, en diversas regiones del estado con un costo multimillonario y que sirvió para la celebración de los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz en el año 2014.

Hace más de tres años y vale la pena cuestionar, cual es el uso y aprovechamiento que se les están dando a esas instalaciones construidas, y reconstruidas en otros casos, para ser el escenario de las competencias.

Como es bien sabido, aquí en la capital de los veracruzanos, a la salida a Coatepec y frente a las instalaciones del DIF estatal, se construyó el Velódromo de Xalapa, que luego de servir como escenario de la justa deportiva, se pretendía que funcionara como un Centro de Espectáculos y Reuniones, incluso hasta se llegó a anunciar que ya se estaba tramitando su reconocimiento como WTC.

Con capacidad para 3200 espectadores el edificio cuenta con una pista cubierta certificada por la UCI (Unión ciclista Internacional) ODECABE-CACSO (Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe) además de la aprobación de distintas entidades federativas nacionales regionales y locales.

En aquel entonces, se dijo: “El Velódromo de Xalapa, Veracruz será un hito en el paisaje, y debe manifestar de manera clara las virtudes y cualidades de la función deportiva y cívica por excelencia de este tipo de edificios”

El Velódromo de Xalapa, como una edificación de gran magnitud, está comprometido con el crecimiento y desarrollo de la ciudad, debido a que estos equipamientos deportivos llegan a ser elementos representativos de la iconográfica social, por ello el velódromo en la ciudad capital es un elemento que represente la vocación del paisaje del estado.

La pista tiene características de alta competencia, como el Trazo Oficial Olímpico con diseño de pista de Patente Europea, con rodamiento de 250 metros de longitud y un ancho de 8 metros.

Es más se aseguró que para que esta pista se mantenga siempre en condiciones óptimas para llevar a cabo un evento a nivel Latinoamérica, cuenta con un Sistema Interno de Extracción de Humedad.

Esta pista cuenta con una altura mínima de 1.713 metros. y una inclinación mínima de 13º, altura máxima de 4.863 metros con una inclinación máxima de 40º.

La pista está reglamentada de acuerdo con la Unión Ciclista Internacional (UCI).

El Velódromo cuenta con un aforo de 3 mil 200 personas y un área de palcos VIP. Ambas áreas cuentan con baños, así como espacio para espectadores con capacidades diferentes.

La instalación cuenta con ascensores y rampas para las personas de la tercera edad y con capacidades diferentes.

En México suman solo cinco los velódromos techados: el de Zinacantepec, Estado de México; el del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), en la Ciudad de México; el de Guadalajara; el de Tres Centurias, de Aguascalientes y el de Xalapa.

Los conocedores del tema del ciclismo, aseguraron que por las características de su diseño y construcción el Velódromo de la ciudad de Xalapa es no solo el mejor de México, sino de América Latina.

Una vez que fue concluida la actividad de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, se dijo que el Velódromo de Xalapa se convertiría en el Centro de Convenciones de Xalapa.

Sería la respuesta del gobierno a una añeja demanda de los empresarios de la capital veracruzana, para detonar la economía de la región y atraer turismo de negocios, entre otras actividades, para este magno edificio.

En su oportunidad, el gobierno de Javier Duarte anunció que el velódromo utilizado en los Juegos Centroamericanos y del Caribe que tuvo un costo de más de 400 millones de pesos, pasará a ser un “centro de espectáculos y de negocios”.

Incluso hay que recordar que al comparecer ante diputados locales, el entonces secretario de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), Gerardo Buganza Salmerón, anticipó que la pista nivel 1 –apta para competiciones olímpicas– no será retirada ni dañada con las adecuaciones que tenga el próximo “centro de espectáculos”.

El titular de la SIOP expuso que la capacidad del velódromo es de 3 mil 500 personas, pero que se le harán adecuaciones con unas gradas para que el aforo llegue a 7 mil, sin afectar –ofreció– el confort actual del inmueble.

Pero los años han pasado y el Velódromo de Xalapa sigue ahí sin funcionar como un Centro de Convenciones o de Eventos, como se pretendía y lo único que funciona en la parte del frente son unas oficinas de Tránsito del Estado para la regularización de taxistas.

Pregunta Pancho López el filósofo de mi pueblo ¿si al igual que ocurrió ya con el Auditorio Benito Juárez en el municipio de Veracruz, el Velódromo de Xalapa habrá de servir como bodega de las miles y miles de despensas que se van a repartir, precisamente en estos tiempos electorales?

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

En Twitter: @bitacoraveracru

Blog: http://bitacorapolitica.com

Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es