Winckler ¿Se enfrenta a MAYL y al Congreso?

13 enero 2017 | 10:14 hrs |

Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Primero lo anunció la Fiscalía General del Estado, que había presentado una controversia constitucional contra el presupuesto que le otorgaron este año. Después Edel Alvárez Peña, presidente el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz, divulgó que seguirían el mismo camino.

Durante el periodo de Javier Duarte de Ochoa, el Congreso del estado aprobó la “autonomía presupuestal” para la Fiscalía General del Estado, la Universidad Veracruzana (UV) y el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz (TSJEV), con porcentajes del 1.5% del total del presupuesto anual del gobierno del estado, el 4% y el 2%, respectivamente.

Sin embargo, a ninguna de las tres instancias se le respetó este porcentaje e incluso en los casos de la Universidad Veracruzana, el presupuesto autorizado en primera instancia para este año por parte del gobierno de Veracruz, es menor al otorgado en 2016, al igual que en el del TSJEV.

Al Poder Judicial le redujeron este año 14 millones 552,823 pesos y a la UV 175 millones 365 mil 720 pesos. A la Fiscalía, en cambio, el dieron un incremento de 100 millones.

La Fiscalía General del Estado, a través de un boletín de prensa, anunció que “ante la presencia de una probable violación a normas de carácter federal y estatal, la Fiscalía General del Estado (FGE), a través de la Dirección Jurídica y por instrucciones del titular del organismo autónomo, Jorge Winckler Ortiz, presentó este día una Controversia Constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por el presupuesto asignado para el presente ejercicio fiscal, el cual es inferior al propuesto por el jefe del ejecutivo estatal”.

Jorge Winckler hasta ahora para nada se ha mostrado como autónomo al mandato de Miguel Ángel Yunes, y en ese sentido es que la presunción va en el sentido de que la controversia constitucional se presentó con autorización del gobernador, para presionar socialmente, más que nada, y que al final la Fiscalía tenga un incremento sustancial en su presupuesto.

Ahora con la controversia presentada por el TSJEV, la suerte de la Fiscalía en cuanto a respetar el porcentaje ya anotado, será la misma para el TSJEV. La pregunta es ¿si la UV no presenta esa controversia le darán el mismo trato?.

La controversia –anota la Fiscalía- se inscribe en “la violación a los artículos 116, fracción IX, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 67, fracción I, segundo párrafo de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Veracruz de Ignacio de la llave”.

Y esto es porque a la FGE le deberían tocar 1,529 millones 830,721.43, pesos, como proporción del 1.5%, pero fue asignado 1,109 millones 660,382.00, lo que representa una diferencia de 420 millones 170,339.43 pesos.

Será interesante ver el trato que le dará el Congreso del estado a la Fiscalía, al TSJE y a la Universidad Veracruzana, por la similitud de circunstancias que tienen.

Lo que ocurra en este caso mostrará la verdad acerca del dicho de que: Dentro de los grandes místicos del estado, hay unos más favoritos que otros.

 

RENATO ALARCÓN, NEGAR LA CUNA DEL FIDELATO. Renato Alarcón, el delegado del ISSSTE en el estado, hoy está más que preocupado porque su imagen se desligue de su cuna política: el fidelato.

El fidelato lo arropó, el fidelato lo dejó crecer. El fidelato lo aceptó cuando fue designado delegado del ISSSTE en la entidad.

Renato Alarcón no quiere reconocer los apoyos que tuvo para llegar y así también rechaza que Héctor Yunes lo cobijó para ser mejor aceptado, como parte de la alianza que el senador tenía (¿todavía la tendrá?) con Elizabeth Morales, para impulsar los proyectos políticos de ambos, las candidaturas a las diputaciones federales en 2015 (cuyas designaciones impuso Elizabeth Morales) y la candidatura al gobierno del estado para Héctor Yunes.

Renato Alarcón ya no quiere que se le ligue tampoco con el diputado federal Adolfo Mota, por los señalamientos que existen en su contra de ser parte de “la pandilla” del fidelato.

Quisiera que su pasado como secretario de Mota, cuando fue presidente del PRI estatal, quedase enterrado.

Desearía que los vínculos evidentes con Elizabeth Morales desaparecieran, aún cuando fue secretario del ayuntamiento de Xalapa en su administración.

Pero en cambio hoy se siente fuerte y poderoso y junto con Elizabeth Morales buscan recuperar a Diana Santiago Huesca en la dirigencia municipal del PRI, aún cuando en 2012 esta renunció al mismo puesto por su desastrosa actuación electoral, que llevó a que su partido perdiera todo ese año, precisamente en el gobierno de Elizabeth Morales.

El cargo del PRI municipal estuvo vacío durante casi un mes, porque a Elizabeth no la dejaban colocar a Michelle Servín González, a quien ella quería poner, pero en cambio si dejaron llegar a Renato Alarcón por un tiempecito, para operar las campañas del 2013.

Renato tenía padrinos poderosos desde entonces y el 12 de marzo del 2013, en la Subsecretaria de Prevención y Participación Ciudadana, a cargo de Roberto Campa Cifrián, le dieron posesión del extraño cargo de “Dirección General para la Coordinación de la Operación Territorial”, que nunca nadie pudo definir bien cual era su función.

Esas mismas palancas lo ayudaron a llegar con el director general del ISSSTE, Sebastián Lerdo de Tejada, para que lo nombrase Coordinador General de Giras y Eventos, del vilipendiado y maltratado Instituto.

Renato Alarcón antes fue secretario particular de Sebastián Lerdo de Tejada. Y cuando el momento político llegó, decapitaron a Gonzalo Morgado Huesca, que era el delegado del ISSSTE y le dieron posesión a Renato, para que construyese para el fidelato. Y en ese movimiento, como muestra de que traía visto bueno del fidelato, su designación fue aprobada por Miguel Ángel Osorio Chong, que tenía la mejor relación entonces con Fidel Herrera y Javier Duarte. El 30 de junio regresó a Veracruz como delegado del ISSSTE y al servicio del fidelato, en cuyo círculo se movían (y todavía se mueven) quienes lo impulsaron para el puesto.

El lunes 30 de junio de 2014 durante su conferencia de prensa matutina Javier Duarte reconoció el movimiento y dijo que quienes llegaban (así, en plural) “son veracruzanos y amigos del gobierno de Veracruz”.

¿Cómo niega hoy la cercanía con el fidelato?.

Quiere ser el gran místicos de Xalapa; quiere ser el continuador del fidelato en la capital.

 

LOS JALONEOS EN EL PRI POR LA DIRIGENCIA ESTATAL. Después de la renuncia de Amadeo Flores a la dirigencia estatal del PRI, por parte del grupo de Héctor Yunes surgió el nombre de Jorge Moreno Salinas, el principal operador político del senador. Jorge Moreno ya fue secretario general del PRI estatal y es un político serio, con buena imagen pública.

En el estira y afloja ha recibido criticas en contra y muchos apoyos. Jorge es uno de los nombres que se barajan, pero nada está escrito.