Voto de castigo por despidos

7 marzo 2017 | 13:52 hrs | José Ortiz Medina

Muy cuesta arriba tendrán sus campañas los candidatos a alcaldes de la alianza PAN-PRD, pues los despidos masivos de burócratas incidirán en el sentido del voto de los ciudadanos.
Y es que por cada empleado corrido, habrá no sólo un sufragio menos para los abanderados de la coalición azul-amarilla. Y es que hay que añadirle el descontento de los padres, los hijos, los hermanos, los sobrinos, los tíos, los primos, los abuelos y los amigos de cada persona cesada.
Lo peor es que la mayoría fueron despedidos de fea manera; fueron humillados, como en la Sedarpa, en donde el insensible y déspota titular de esa secretaría, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, a principios de diciembre del año pasado, colocó a los trabajadores de confianza en una fila y a los sindicalizados, en otra.
Lo más canijo es que ese día había un frío de los mil demonios y un pertinaz chipi-chipi. Luego de tenerlos separados como en un campo de concentración Nazi, Guzmán Avilés dio la instrucción de que los que no tenían base se fueran pero ya a la vil calle.
En varias dependencias, los que no fueron despedidos viven un verdadero calvario. Los tratan como cómplices de Javier Duarte, les cambiaron sus horarios, los someten a extenuantes jornadas laborales y con frecuencia sufren terrorismo psicológico.
Otros que también están sufriendo un infierno son los empleados de la Sedecop, pues los altos funcionarios ya les anunciaron a sus subalternos que van a trasladar esa dependencia a la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.
Y de manera grosera y altanera, los jefes ya les dijeron a los empleados que quien no se vaya a la zona porteña, pues de inmediato causará baja. “Nadie los está corriendo; si no se quieren ir, pues perderán sus trabajos”, les dicen estos sujetos sin el menor asomo de tacto o sensibilidad. Hay personas que ganan apenas 8 o 6 mil pesos mensuales, por lo que no les conviene mudarse de oficina y de ciudad. Son modestos trabajadores, muchas madres jefas de familia que son el único sostén económico de sus hijos.
De igual forma, hay el rumor de que también se quieren llevar a Veracruz o a Boca del Río la Secretaría de Turismo.
Pero esa es la parte descarnada del yunismo. Lo irónico es que varios de estos burócratas despedidos votaron a favor de Yunes Linares.
Y aparte de los despidos, está la incesante violencia e inseguridad que repercutirán en un inminente voto de castigo para la alianza PAN-PRD.
¿En verdad cree el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares que los prospectos a presidentes municipales de su partido van a triunfar en las urnas? Que ni lo sueñe. Salvo el Puerto de Veracruz, Boca del Río, Tantoyuca, Pánuco, y uno que otro municipio importante, Acción Nacional la va a tener muuuuy difícil. A menos que cometan fraude. Y no duden ni tantito que van a intentar los chanchullos. Van a ser Los ladrones de elecciones, parte II.

Marcharán por feminicidios
En el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres, para la tarde de este miércoles 8 de marzo se convoca una marcha que partirá del monumento a la Madre en la avenida Ávila Camacho y concluirá en la Plaza Lerdo de la ciudad de Xalapa, en protesta por los feminicidios que siguen ocurriendo en la entidad, con todo y el cambio de régimen.
Los organismos convocantes destacan que desde que se declaró la alerta de violencia de género en el estado de Veracruz el pasado 23 de noviembre, se han cometido 55 feminicidios en el estado, por lo cual no se ha abierto un solo proceso penal.
Así que mientras el Fiscal General del Estado anda ocupado tomándose selfies o siguiendo al gobernador, alcaldes como el de Orizaba se niegan a atender la alerta de género, y el Instituto Veracruzano de las Mujeres continúa semi-acéfalo y sin recursos, la sociedad civil es la que, de nueva cuenta, tendrá que salir a alzar la voz, pues el prometido “cambio” tampoco ha llegado para las mujeres veracruzanas.

Los “juniors” de Margarito Montes crearán su propia “Ugocep”
En donde se está peleando lo que queda de lo que fue una poderosa organización es en la Unión General Obrera Campesina y Popular, mejor conocida por sus siglas como Ugocep, que por muchos liderara el extinto Margarito Montes Parra.
Como sus hijos no pudieron “heredar” la dirigencia de la organización como buscaban, ahora anunciaron que formarán una “Ugocep” con el nombre de su padre, dentro de la misma Ugocep.
Lo que queda claro es que más se bien se está gestando una especie de “golpe de Estado” con el que los hijos de Montes Parra pretenden hacerse del control de esa organización, que a pesar de todo, sigue siendo un magnífico negocio que lucra con la pobreza y a cambio obtiene carretadas de dinero y posiciones políticas.
¡Cómo soltar esa mina de oro!

Sube y sube la nómina de la Cámara de Diputados
Uno de los grupos sociales que más incongruencia muestran entre lo que dicen y lo que hacen son los diputados, quienes alegremente anunciaron medidas de austeridad al inicio del año, pero los lineamientos no se reflejan en su estructura ocupacional, ya que en este 2017 habrá 423 plazas más que en el 2016, que costarán 125 millones 646 mil 815 pesos extra.
La Cámara de Diputados privilegió a los asesores y gente cercana a los legisladores. Este año rompe el récord de contratos por honorarios, los cuales costarán mil 352 millones 911 mil 709 pesos, cuando hace diez años costaban al erario 457 millones de pesos.
Este año, en comparación con 2016, la institución legislativa creará 389 plazas por honorarios; aumentará en 30 el número de plazas de mandos medios, superiores y homólogos e incrementará cuatro plazas para personas de base y confianza.
De acuerdo con la estructura ocupacional de la Cámara de Diputados revisada por Excélsior, este año se tienen autorizadas 6 mil 644 plazas, de las cuales 2 mil 899 son de base y de confianza, 617 para personal de mandos medios, superiores y homólogos, así como 3 mil 128 prestadores de servicios contratados bajo el régimen de honorarios asimilados a salarios.
Los 6 mil 644 puestos de trabajo costarán 3 mil 812 millones 799 mil 826 pesos por sueldos, prestaciones y seguros.
El año pasado, la instancia legislativa trabajó con 6 mil 221 plazas que costaron 3 mil 687 millones 153 mil 11 pesos y en el 2015, cuando inició la presente legislatura, había 6 mil 553 plazas.