Vocho, el auto del pueblo (Video)

Ante la gran aceptación del pueblo por este automóvil, México se convirtió en el principal y último productor del vehículo

7 marzo 2018 | 13:33 hrs | Alfonso Landa Aguilar

Vocho, Beetle, Fusca o Escarabajo, son los nombres populares que adoptó el Volkswagen Tipo 1, el automóvil más vendido a nivel mundial.

Para saber un poco de la historia del Vocho, hay que remontarse a los años 30 y la Segunda Guerra Mundial, cuando el dictador alemán Adolfo Hitler necesitaba proveer al pueblo de un vehículo económico, simple y confiable, siendo esto lo que caracterizaría al auto durante toda su producción.

En 1934 el líder nazi comisionó a Ferdinand Porsche diseñar un vehículo capaz de transportar cómodamente a 4 personas adultas o en su defecto a dos adultos y 3 niños, el motor tenía que ser enfriado por aire, debía consumir unos 7 litros de gasolina por cada 100 kilómetros recorridos y alcanzar los 100 Km/h. Sin comprometer el motor.
Entre 1937 y 1938 Hitler ambicionaba tener la planta de fabricación de coches más grande de Europa, para producir el Tipo 1 (en sus inicios llamado Tipo 60), siendo de los primeros prototipos de Porsche y su equipo y calculando la producción de un millón de coches anualmente.

Hitler, influenciado por Henry Ford y sus armadoras de autos colocadas a orillas de ríos y canales, decidió construir la fábrica de Volkswagen a orilla del Canal de Mittelland, al norte de Alemania, en el condado de Schloss Wolfsburg.

En Volkswagen ya se construía el auto denominado kdf-Wagen (Kraft durch Freude: ‘fuerza a través de la alegría’), cuyo único color disponible era el azul grisáceo; con este vehículo se crea el primer financiamiento de la historia automotriz, los empleados de la fábrica y compradores en general obtenían una libreta de ahorros, los pagos se hacían mediante la compra de estampillas, el costo de la orden de compra y asegurar el auto eran vendidos al precio básico.

Ya en la Segunda Guerra Mundial, en septiembre de 1939, la producción del Vocho (kdf- Wagen) fue a la baja, para dar pie a la fabricación de diseños para uso militar, como lo fueron el Schwimmwager, vehículo anfibio todoterreno con tracción en las 4 ruedas; y el Kubelwagen, que se convertiría en el llamado Tipo 181 mejor conocido en México como Safari, capaz de transportar a 3 hombres y una ametralladora.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial en 1945, la producción de autos era precaria, pues había escases de piezas y materia prima. Gracias a la tenacidad de los trabajadores de Wolfsburg, se logró que Volkswagen retomara la producción del Tipo 1, conocido en ese entonces como Volkswagen Sedán, alcanzando la cifra de mil 785 unidades fabricadas.

1948 fue un año histórico para Volkswagen. Al inicio de enero llegó un antiguo ejecutivo de General Motors, el Ing. Norhoff, dirigiéndose a los más de 8 mil 400 trabajadores de la fábrica declaró: “De todos y cada uno de nosotros depende que el nombre de Volkswagen se eleve a las máximas alturas o se hunda en el más profundo precipicio”.

El 1 de junio de 1949 se presenta el modelo “Export”, que difiere del estándar por su confortable interior y elementos cromados exteriores. Ese día también se presenta el convertible de cuatro plazas Tipo 15, con carrocería de la empresa Karmann.

En 1953 se inauguró la primera planta Volkswagen fuera de Alemania, en Sao Bernardo do Campo, Brasil, además de una de montaje en 1957 emplazada en Sudáfrica.

A principios de 1954, el príncipe Alfonso Von Hohenlohe inauguró la primera distribuidora comercial de la empresa alemana en México, denominada “Distribuidora Volkswagen Central”, después, se abrieron más puntos de distribución en diferentes estados de la república como: Puebla, Monterrey y Torreón; en 1963 se contaba con 40 distribuidoras a nivel nacional

En 1964, Puebla acepta que la empresa alemana, Volkswagen, se asentara en su territorio, y en1980 la planta de producción de dicho estado había construido su unidad número un millón.
En los 90’s, el Fusca sufrió un cambio drástico en su motor, se adaptó a las nuevas tecnologías y dijo adiós a su motor carburado, para dar entrada al Fuel Injection, cuya actualización
prometía mayor eficiencia en la combustión y mejor rendimiento en combustible.

En marzo del año 2003 se anunció el fin de la manufactura del auto del pueblo, siendo producido únicamente en Puebla. El 30 de julio, se despide a el último Escarabajo, siendo el Sedán número 21 millones 529 mil 464.

Pocos días después del evento que puso fin a casi 70 años de producción del Volkswagen Sedán, el último Vocho fue enviado a Wolfsburg, Alemania, para tener un lugar de honor en el Auto Museo de la casa matriz de Volkswagen.

Ante la gran aceptación del pueblo por este automóvil, México se convirtió en el principal y último productor del vehículo.
El Volkswagen Sedán fue producido en más de 20 países, en Alemania su producción finalizó en 1978, fabricando más de 16 millones de unidades.