Vladimir Putin pasa sus vacaciones de verano en esta lujosa mansión

El líder de la oposición rusa, Alexei Navalny, ha publicado un video con imágenes aéreas de la lujosa villa cerca de San Petersburgo

Foto. web.
1 septiembre 2017 | 9:31 hrs | El Español

Una mansión rodeada de mar y árboles en la que se rodó la adaptación rusa de Sherlock Holmes a la televisión. Ese es el lugar elegido por el presidente de Rusia Vladimir Putin para pasar sus vacaciones de verano, según ha desvelado en un video el líder opositor Alexei Navalny.

Foto. web.

La grabación, realizada con un dron, ha sido publicada en su canal de YouTube y ha superado en 24 horas los dos millones de reproducciones. En ella se muestran las características de este exclusivo complejo situado en el Golfo de Finlandia -cerca de San Petersburgo- que incluye varios edificios ocultos en un bosque, un helipuerto y un puerto.

“Todo apunta claramente a uno de los esquemas de corrupción típicos de Vladimir Putin”, señala Navalny en el vídeo. “Sus activos personales están registrados bajo los nombres de sus amigos, que se han vuelto fabulosamente ricos en los últimos 17 años”. Según explica el opositor, Villa Segren -la mansión que se esconde en la isla de Lodochny- fue alquilada por el empresario Sergei Rudnov, hijo de un amigo de Putin, y relacionado también con otro viejo conocido del presidente de Rusia, el violonchelista Sergei Roldugin. Revelaciones sobre las que, por el momento, el Kremlin no se ha pronunciado.

No es el primer video de estas características que comparte en su canal de Youtube el líder opositor ruso. El pasado mes de marzo, dentro de la campaña pública que ha iniciado para denunciar casos de corrupción protagonizados por miembros Kremlin, Navalny mostró las lujosas propiedades del primer ministro Dmitry Medvedev. Entre ellas, una mansión y un viñedo cerca de Moscú.

Foto. web.

Navalny, de 40 años, comenzó a ser conocido como entre las fuerzas políticas opositoras en Rusia en el año 2008, cuando inició un blog para denunciar las malas prácticas de las grandes corporaciones controladas por el Estado. El pasado mes de junio fue condenado a 30 días de prisión por animar a los ciudadanos a participar en protestas ilegales. Además, sobre él pesa una condena de cinco años de prisión “en suspenso” por malversación. Condena que le impedirá presentarse a las elecciones presidenciales de 2018.