Vladimir Putin amenazó con apuntar sus misiles a Estados Unidos si Washington despliega sus cohetes en Europa

El mandatario lanzó un desafío militar durante su discurso anual ante el Parlamento y anunció un nuevo misil hipersónico. “¿Los estadounidenses saben contar? Deberían calcular las armas que tiene Rusia”, exclamó

Russian S-400 Triumph medium-range and long-range surface-to-air missile systems ride through Red Square during the Victory Day military parade in Moscow on May 9, 2017. Russia marks the 72nd anniversary of the Soviet Union's victory over Nazi Germany in World War Two. / AFP PHOTO / Natalia KOLESNIKOVA
20 febrero 2019 | 7:27 hrs | | Mundo

En su decimoquinto discurso anual ante las dos Cámaras del Parlamento ruso, sobre el estado de la Nación, el presidente Vladímir Putin ha vuelto a advertir hoy que su país responderá de forma «simétrica y asimétrica» directamente contra EEUU al eventual despliegue en Europa de sus misiles de alcance medio. Tal posibilidad se abre después de que Washington decidiera suspender su participación en el Tratado de control de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) y Moscú respondiera con medida idéntica.

 

Tras centrar su alocución al principio en asuntos sociales como las pensiones, el apoyo a la familia, la sanidad y la educación, Putin pasó a tocar después las cuestiones de política internacional y, más concretamente, la reciente salida de Estados Unidos del tratado INF argumentando que Rusia lo incumple. El jefe del Kremlin explicó que los primeros en violar el acuerdo fueron los americanos «desplegando misiles Tomahawk en Polonia y Rumanía».

 

Al mismo tiempo, Putin insistió en que su país nunca incumplió el INF y tachó las acusaciones de Washington de «imaginarias». Según su opinión, «Nuestros socios estadounidenses tendrían que haber dicho las cosas honestamente en lugar de utilizar acusaciones imaginarias hacia Rusia para justificar su salida unilateral del acuerdo».

Dicho esto, el máximo dirigente ruso alertó que, si aparecen misiles norteamericanos en Europa, «Rusia se verá obligada a fabricar y desplegar tipos de armamento -de medio y largo alcance- que pueden ser utilizados no sólo contra los países de donde provenga la amenaza directa, sino también contra los territorios donde se encuentren los centros de toma de decisiones para el empleo de los sistemas de misiles que nos amenacen», en clara referencia a EEUU.

 

Putin reiteró que sus Fuerzas Armadas ya saben cómo responder a los estadounidenses. «Pondremos en práctica estos planes tan pronto como esa amenaza se haga real (…) con medidas tanto simétricas como asimétricas», añadió. Explicó que algunas de las armas que EEUU podría instalar en el continente europeo «pueden volar hasta Moscú en un tiempo de 10-12 minutos».

 Según sus palabras, «sería una amenaza enorme para nosotros y agravaría radicalmente la situación en el ámbito de la seguridad internacional». A este respecto, recordó otra vez que su país cuenta ya con misiles avanzados imposible de interceptar, construye nuevos y reforzará su flota aérea, equipándola con cohetes hipersónicos «Kinzhal», y la Armada con nuevos submarinos.

Aseguró, no obstante, que Rusia «no desea la confrontación» y que continúa con la intención de llegar a un acuerdo con Washington. El discurso de Putin duró 87 minutos y dedicó también espacio a la economía y a los planes de desarrollo del país con las mismas recetas que viene ya anunciando desde hace años. La alocución ha sido retransmitida por los principales canales de televisión rusos.