Vivir de prestado en Veracruz

21 diciembre 2016 | 16:35 hrs |

ALMA GRANDE
Vivir de prestado en Veracruz
Por Ángel Álvaro Peña

Luego de una veintena de días al frente del gobierno de Veracruz, el saqueo arroja cifras y posibles soluciones a un quebranto financiero que pareciera todavía no cuantificar los daños reales.

Miguel Ángel Yunes, informó lo que todos sabíamos: “Veracruz enfrenta una crisis financiera”.

Las prioridades arrojan un saldo de 10 mil millones de pesos que deben aplicarse antes de que termine el año, pero a ninguno de quienes actuaron de manera ilícita se le ha obligado a regresar un solo peso.

La economía de Veracruz está de la siguiente manera; hay en las arcas 3 mil millones de pesos por lo que el déficit real, sólo por lo que queda de diciembre, es de 7 mil mdp”.

Para pagar sólo lo de estos días se contrataron préstamos a corto plazo con tres bancos, cuyo beneficio dependerá de la disciplina financiera y serán liquidados antes de que concluya el actual periodo de gobierno.

Se resolvió el pago al OPLE, que asciende a “cerca de 300 mdp, que dejó como adeudo el gobierno anterior”.

Pero, además, no todo es dinero en el gran problema de Veracruz, sino que hay un grave y criminal desabasto de medicamentos en clínicas y hospitales; además, están suspendidos los programas de vacunación; se cancelaron los programas de fumigación y como consecuencia se dispararon las enfermedades transmisibles por insectos.

Los programas alimentarios se encuentran suspendidos, en particular el de desayunos escolares.

Se anunció que “se llevará a cabo un programa de ajuste fuerte”, lo que les ha permitido cumplir con los siguientes pagos:

• 350 mdp a la Universidad Veracruzana
• 815 mdp de la primera quincena de diciembre, primera parte del aguinaldo y prima vacacional a maestros y a personal de apoyo a la educación
• 130 mdp de la primera quincena de diciembre, de trabajadores de distintas dependencias del Poder Ejecutivo
• 800 mdp de la nómina de trabajadores de la Secretaría de Educación
• 315 mdp para una parte de la nómina y prestaciones del Poder Judicial
• 32 mdp de una parte de la nómina del Poder Legislativo
• 66 mdp que se destinaron a pagar parcialmente lo que se adeuda al OPLE
• 56 mdp a la Fiscalía General del Estado, que tiene un presupuesto autónomo

Todo esto hasta el 15 de diciembre. Después de esa fecha la crisis crece.

Por otra parte, los culpables de este quebranto siguen riéndose de la justicia, de los veracruzanos, del gobernador y de los mexicanos.

Simplemente en materia de desapariciones forzadas la PGR ha recibido 35 denuncias contra Javier Duarte, y quien resulte responsable por las omisiones cometidas en dichas investigaciones.

Familiares de personas desaparecidas que integran los colectivos, se reunieron con el subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Roberto Campa Cifrián, y el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, en la sede de la Fiscalía General; encuentro al que también asistió el fiscal visitador, Jorge Winckler, y otros funcionarios de la propia institución autónoma para conocer los avances sobre el paradero sus parientes, pero también para señalar al ex gobernador como el principal responsable de este crimen contra los veracruzanos.

Los daños colaterales de las transas de Duarte y sus secuaces todavía no se definen en su totalidad. No son pocos.

El hecho es que la inconformidad surge en las calles, en los cafés, no hay dinero que alcance al gobierno para que pueda solventar los gastos básicos de un estado como Veracruz, el más rico de la República.

Pero una de las más graves crisis que vive el gobierno actual es la de credibilidad, en la que se haga lo que se haga, se diga lo que se diga, los veracruzanos muestran su inconformidad.

Aseguran que mientras no sean testigos de un castigo ejemplar a Javier Duarte y sus secuaces no estarán de acuerdo con lo que se haga o diga.
Esto quiere decir que mientras mayor sea el tiempo que pase antes de que detengan y encarcelen a Javier Duarte, la inconformidad social en Veracruz irá en aumento.

Así, cualquiera que sea la medida del actual gobierno veracruzano sus habitantes desconfiarán mientras no se muestre, con hechos, que Javier Duarte, es capturado y castigado.

El abogado del ex gobernador, Juan Carlos Cajigas, advirtió con todo descaro y sin ningún pudor, que “Javier Duarte se encuentra en el extranjero al menos desde principios de noviembre, atendiendo diversas cuestiones”.

A pesar de que, en noviembre, la PGR congeló 112 cuentas bancarias pertenecientes a Duarte, no puede disponerse de ese dinero para resarcir el quebranto si no es a través de un juicio, y para que haya juicio debe haber acusado. Y éste simplemente se esfumó.

Y en esa desaparición voluntaria del ex gobernador hay otros implicados a quienes también habrá que meter en el mismo costal con destino a la cárcel.

Será a partir del primer día en la cárcel de Javier Duarte, cuando los veracruzanos comiencen un nuevo periodo de gobierno, antes no; y ahora se vive el gobierno más breve en su historia. El tiempo apremia… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Dudas y comentarios, escríbenos a:
angelalvarop@hotmail.com
Twitter @politicosad