#Vivas Nos LAS Queremos

27 abril 2016 | 9:44 hrs |

#Vivas Nos LAS Queremos

Por Gerardo Kanagusico

Una de las diferentes maneras en poder cambiar el status quo en una democracia es salir a la calle a manifestarse, ejercer el derecho de asociaci√≥n, expresi√≥n y¬† tr√°nsito. El pasado domingo 24, se manifestaron miles de personas en diferentes ciudades de la Rep√ļblica como: Ecatepec, Ciudad Ju√°rez, Puebla, Xalapa y la Ciudad de M√©xico. En su mayor√≠a fueron mujeres, algunos hombres y familias completas. Esta marcha fue promovida por organizaciones feministas, sociedad civil y acad√©micos en pro de los derechos de la mujer con el objetivo para exigir y emitir un comunicado, donde expresan un alto a los feminicidios en el pa√≠s, la importancia de sensibilizar y profesionalizar a las autoridades frente a los problemas de g√©nero, mejores leyes para v√≠ctimas de violencia, as√≠ tambi√©n, de garantizar el acceso de todas las mujeres a los anticonceptivos.

Desde hace algunas d√©cadas M√©xico ha vivido problemas de g√©nero, que se convirti√≥ en una constante aunque para algunos no sea as√≠. De 1985-2014 se han cometido 47 mil 178 homicidios de mujeres¬†en M√©xico (ONU Mujeres). Y desde la guerra contra el narcotr√°fico, encabezada por el gobierno de Felipe Calder√≥n, las cifras van en aumento y parece ser que no disminuir√°n. Ciudad Ju√°rez es el caso m√°s longevo y sonado acerca de los feminicidios en M√©xico, por m√°s de 20 a√Īos, entre 1993 y 2014 son acerca de 2 mil feminicidios y no cesan. En los √ļltimos a√Īos, el Estado de M√©xico se ha vuelto un estado peligroso para las mujeres, donde no se puede hablar de datos espec√≠ficos porque las autoridades locales omiten publicar dicha informaci√≥n o si la publican es ambigua. En los casi 5 meses que van del a√Īos s√≥lo en el estado de Puebla se han incrementado en un 143% los casos de feminicidio (Odesyr), s√≥lo por mencionar algunos estados. √önicamente el gobierno del Estado de M√©xico, por primera vez en la historia del pa√≠s, emiti√≥ una alerta de g√©nero, cuando en otras partes del pa√≠s se exigi√≥ y se exige emitir dicha alerta.

Ante los problemas de g√©nero tambi√©n relucen los problemas de impunidad y la perspectiva de la sociedad ante dichos sucesos. Se ha podido observar en el caso de ‚ÄúLos Porkys‚ÄĚ en Veracruz, en el cual las autoridades correspondientes no han podido solucionar debido a que los implicados son hijos de altos funcionarios del gobierno estatal. Tambi√©n, el caso de la periodista Andrea Noel, que tuvo que salir del pa√≠s por miedo a su integridad f√≠sica por los ataques de la sociedad, de mujeres y hombres que creen que est√° bien que haya sido acosada por faltas a la moral, es decir, su manera de vestir. Esto indica que no √ļnicamente son la falta de protocolos por parte de las autoridades para saber responder ante una acto de violencia de g√©nero, sino es a√ļn m√°s profundo.

¬ŅPor qu√© vivas LAS queremos? El feminicidio es un problema p√ļblico, entonces, la √ļnica manera en poder erradica el problema y mejorar las condiciones sociales, pol√≠ticas y culturales del pa√≠s hacia las mujeres, est√° en que cada uno de los ciudadan@s genere debate, proponiendo soluciones y participando en modificar los actos machistas y discriminatorios que promueven tanto hombres como mujeres en la sociedad mexicana. No es concebible dentro de un r√©gimen democr√°tico que s√≥lo un sector de la poblaci√≥n se encargue de salir a la calles hacer un pronunciamiento y exigir el respeto a las mujeres. Si como sociedad no se hace algo en conjunto, como comunidad y como pa√≠s¬† dif√≠cilmente se dejar√° de vivir con el miedo de que en un futuro un familiar sufra de violencia de g√©nero. Por lo que no es aceptable que algunos grupos emitieran, durante la marcha, el grito ‚ÄúHombres no, hombres no‚ÄĚ. La radicalizaci√≥n s√≥lo obstaculizar√° la convivencia, y por ende, corregir la violencia de g√©nero por la que el pa√≠s atraviesa y dichas acciones dar√°n justificaciones aquellos y aquellas que minimizan el problema. La democracia estriba en la participaci√≥n de cada uno de los miembros de ella, hagamos democr√°ticos los problemas.