Violencia política, también en Veracruz

19 abril 2018 | 12:05 hrs |
  •  9 políticos asesinados en 7 meses: Etellekt
  • Fiscalía no quiere investigar incendios en la Riviera

 

Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

 

La violencia en Veracruz, también es política.

Y al igual que la violencia delincuencial no es atendida, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, tampoco hace nada contra la violencia política. Es más, a lo mejor hasta la propicia.

El “Tercer Informe de Violencia Política en México 2018” de Etellekt Consultores, muestra que las agresiones contra políticos en el proceso electoral van en ascenso.

Y en Veracruz, más.

Tres son los últimos y llamativos casos: Eslim Mujadí Romero Olguín, Regidor en Pánuco; el intento de secuestro contra Tanya Carola Viveros, diputada local; y la violencia en la elección de agente municipal, en Allende, Coatzacoalcos.

El martes por la noche un grupo de hombres armados atacaron a Eslim Mujadí afuera de su casa. Le pusieron una pistola en la cabeza y con un bat le golpearon las costillas y la cabeza hasta causarle fractura de cráneo, mientras le decían que se alejara de las elecciones.

De este caso en particular, el candidato de la coalición “Por un Veracruz Mejor”, Pepe Yunes, emitió una serie de tuits anunciando su solidaridad con el regidor de Pánuco y exigiendo “pronto castigo para los responsables materiales e intelectuales de este abominable hecho”.

Pepe Yunes, en otro tuit apuntó: “Todos sabemos que la violencia en Pánuco es parte de una campaña de intimidación de cara al Proceso Electoral 2018 y una expresión de impunidad”.

En Pánuco las acusaciones de cacicazgo son en contra de la familia García Guzmán, los cuales, de ser aliados de Javier Duarte, Miguel Ángel Yunes los absorvió.

El presidente municipal Fernando Molina Hernández, es miembro de ese grupo, y Ricardo García Escalante, el actual candidato a diputado federal por el PAN, acaba de dejar la presidencia municipal de Pánuco.

Américo Zúñiga Martínez, el dirigente estatal del PRI, afirmó que la agresión es netamente un intento de intimidación por parte de grupos criminales y con fines electorales: “Quienes lo enfrentan, lo amenazan, lo golpean con la severidad y el odio con el que lo hicieron fueron personas armadas, grupos delincuenciales que obedecen a un móvil político, sin que la Fiscalía General del Estado (FGE) actúe al respecto”.

El dirigente priista refirió que lo más delicado que se evidencia con esto es que no hay garantías para que el proceso electoral se realice con tranquilidad.

Incluso remarcó que “Esta agresión nos afecta a todos, porque es parte de una campaña de intimidación promovida por actores políticos bien identificados, en el marco del proceso electoral 2018”.

El otro caso fue el intento de secuestro que denuncio Tanya Carola. Pero su denuncia ha sido poco atendida, aún en su condición de diputada por Morena.

Incluso el gobernador Miguel Ángel el domingo pasado la acuso de querer “llamar la atención” y hasta aseguró que no había una demanda puesta.

El otro caso reciente de violencia política, fue la elección de agente municipal en Allende, localidad de Coatzacoalcos, donde 16 de 31 casillas fueron cerradas antes de tiempo por la violencia desatada por el grupo de Noriel Prot, quien se quiere perpetuar cacique de Allende, y para ello ahora es aliado de Miguel Ángel Yunes.

Ahí uno de los casos más graves de agresión fue contra Rodolfo Corpi Lara, diputado suplente, a quien golpearon y le dañaron su vehículo, precisamente como un acto intimidatorio. De este caso, la Fiscalía poco ha hecho.

Así pues, de los tres últimos casos de violencia política, lo que hay por parte del gobierno del estado, es inacción.

Eso que Veracruz es una de las entidades en donde la violencia política se recrudece más.

Ese “Tercer Informe de Violencia Política en México 2018” anota que sólo entre el 8 de septiembre de 2017 y el 8 de abril de 2018, la consultoría ya había documentado 173 agresiones directas contra políticos, incluyendo 78 asesinatos, hasta el 8 de abril.

Puebla, con 27 agresiones directas contra políticos; Veracruz con 26; Guerrero con 23; Estado de México con 22; Oaxaca con 17 y Michoacán con 17.

Aunque igual, en este momento Veracruz puede ser el estado ya con mayor número de agresiones, si se toma en cuenta tan sólo los últimos 3 casos conocidos.

De acuerdo con el informe, se tienen detectadas 58 zonas de muy alto riesgo de ataques armados contra políticos y sus familiares, de las cuales el mayor número está en Oaxaca  con 10; le sigue Veracruz con nueve, y después Puebla con seis.

Los estados donde más políticos han sido asesinados son: Guerrero, con 18; Oaxaca con 13; Veracruz y Puebla, con 9 cada entidad; Estado de México y Jalisco con cuatro cada uno; Chihuahua, Michoacán e Hidalgo con tres políticos asesinados.

(La lista de políticos asesinados en Veracruz la puede ver en https://goo.gl/ntwJmf ).

Veracruz, en cada medición, ocupa un lugar destacado, evidenciando que la violencia política en el estado es alta.

Como parte de éste informe también está la mención de los partidos más afectados con ésta crisis y son: el PRI, con 29 casos, seguido del PRD, con 16, el PAN con 8, MC con 6, Morena con 4, el PT con 3, PVEM con 2, e independientes con 1.

Américo Zúñiga en el recuento de lo último en violencia política contra el PRI mencionó que el 16 de marzo, denunció públicamente las agresiones que sufrieron simpatizantes de su partido, que participaban en la promoción del voto para las elecciones extraordinarias de Sayula (Pantaleón y Filemón de la Cruz Blanco) y Camarón de Tejeda; el pasado viernes se refirió al hostigamiento contra priistas en el municipio de Coxquihui, por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

A la par, la violencia sigue dejando una siembra de cadáveres por todo Veracruz, que entre la tarde del lunes y el medio día del miércoles ya llevaba más de una docena.

Si esto ocurre con los místicos y con los que aspiran a esos cargos, ¿con cuanta indefensión estamos los terrenales?.

 

FISCALÍA NO QUIERE INVESTIGAR INCENDIOS EN RIVIERA VERACRUZANA. Algo raro ocurre con la Fiscalía de Veracruz que no quiere investigar los incendios en la Riviera Veracruzana.

Pero además hasta lo dice en información oficial.

Un boletín de la Fiscalía fechado el 17 de abril dice que el alcalde de Alvarado, Bogar Ruíz Rosas, acudió a declarar a esa instancia por sus afirmaciones –también hechas mediante boletín- de que los incendios en la Riviera Veracruzana fueron intencionales o de mala fe.

La Fiscalía desechó la presunción del presidente municipal y la de muchos habitantes de la zona diciendo –simplemente- que “no aportó una sola prueba” de su dicho.

Incluso utiliza una declaración del director de Protección Civil del mismo ayuntamiento, quien dijo que no podía afirmar que los siniestros fueron intencionales.

¿Porqué la rapidez para desechar la presunción de que los incendios fueron provocados?.

Entre parte de los vecinos de la zona, afectados, existe la sospecha de que se intenta proteger intereses comerciales de algunos de los más ricos de la zona de Veracruz y sus socios.

¿Será esto una muestra de que a la Fiscalía y al gobierno del estado les interesa más tutelar los intereses de particulares poderosos económicamente que los de la sociedad?.

O sea, que les da más valor a los místicos que a los terrenales.

 

AL ALCALDE DE MISANTLA NO LE INTERESA LA EDUCACIÓN. Al panista Othón Hernández Candanedo, presidente municipal de Misantla, la educación es una de las cosas que menos le importan.

La escuela primaria Manuel Gutiérrez Zamora, con 130 años de fundada, con una amplísima tradición en Misantla, fue saqueada a principios de abril. Se robaron –entre otras cosas- los cañones de proyecciones y las computadoras que los padres de familia y profesores compraron con mucho esfuerzo, además de que destruyeron material didáctico.

El 16 de abril el director de la escuela y la sociedad de padres de familia fueron a los “lunes de puertas abiertas” del ayuntamiento y sólo obtuvieron dos cosas:

La promesa de pagar durante un mes el sueldo de un velador y la amenaza de que los autos de los profesores serán quitados del frente de la escuela -con grúa- porque obstruyen el tráfico.

La profesora Gabriela Rocha puso un post en su Facebook donde anotó:

“De verdad me encuentro muy moleta con TODAS LAS AUTORIDADES DE ESTE GOBIERNO; que lo único que hacen es promoverse en sus redes sociales con gestiones y ayudas que no son del todo reales!!! Sin embargo, tengo la firme confianza y convicción de que mi escuela saldrá adelante con la ayuda de nuestros padres de familia así como del gran equipo de maestros que forman parte de tan gran institución educativa…. SOY MAESTRA DE CONVICCIÓN Y ME SIENTO ORGULLOSA DE FORMAR PARTE DE LA ESCUELA MANUEL GUTIÉRREZ ZAMORA.
P.d. El ayuntamiento mientras tanto que siga con sus redes sociales elevándose su propio ego y si mi publicación ocasiona que nos quiten la súper ayuda del velador por un mes ( que fue lo propuesto) pues prefiero pagar yo antes de que se llenen la boca diciendo qué si nos apoyaron”.

Esta es opinión personal del columnista.