Veracruz es un caos, asegura Iglesia católica

Hay funcionarios que ‘no funcionan’, es necesario hacer cambios, afirma

10 febrero 2019 | 15:20 hrs | Redacción Noreste | Estatal

Xalapa, Ver.- A través de su comunicado dominical la Arquidiócesis de Xalapa criticó fuertemente el accionar de la actual administración estatal que es encabezada por Cuitláhuac García Jiménez.

“La llegada de una nueva administración en el gobierno de Veracruz, el día 1 de diciembre de 2018, generó muchas expectativas en los ciudadanos. La gente se ilusionó por la llegada de un nuevo gobierno dado que las promesas de campaña habían sido muy generosas. Sin embargo, a medida que pasan los días, se van acumulando algunos fracasos. Pareciera que hay muchas cabezas y que las torpezas de unos pocos están echando a perder el poco trabajo de otros”, menciona el texto de la Arquidiócesis.

Y es que, a dos meses del inicio de la nueva administración, no se le ven pies ni cabeza por ningún lado, no hay ideas, no hay estrategias y por supuesto, no hay resultados.

Bastaron sólo 40 días para que Veracruz se posicionara en segundo lugar nacional en feminicidios; las ejecuciones violentas se incrementaron alarmantemente al igual que los secuestros y los robos a comercios. También se elevó el número de asaltos al transporte de carga en carreteras veracruzanas, además de los atracos a automovilistas, la reaparición de las bandas de roba trenes y los atentados a funcionarios.

Ya ni que decir de el penoso número que hicieron los encargados de las negociaciones políticas dentro del Congreso de Veracruz, que no pudieron reunir los votos necesarios para destituir al fiscal, Jorge Winckler.

“Lamentablemente el desánimo y el desencanto van ganando terreno. Y es que no se puede invocar la novatez, ni la curva de aprendizaje para justificar los desaciertos que en estos 74 días de la nueva administración gubernamental de Veracruz están a la vista de todos”, destaca parte del comunicado.

La arquidiócesis dijo que “no estamos para improvisaciones, seguramente se necesita evaluar los resultados y la eficiencia de los colaboradores del gobierno. Hay señales claras de que algunos ‘recomendados’ no están funcionando, y por lo mismo es tiempo de tomar decisiones. Se observa que falta oficio político y que el ambiente se está́ enrareciendo. No hay que esperar a que el Estado se encienda, para actuar”.

Tan mal está la situación que durante la gira de trabajo que realizó hace unos días el presidente Andrés Manuel López Obrador, le dio su ‘jalón de orejas’ al secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos y al delegado estatal de Programas para el Desarrollo en el estado, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, pues aún no concluyen el ‘Censo de Bienestar’.

Por ello, la Iglesia católica, empresarios y ciudadanos de toda la entidad consideran que son necesarios cambios dentro del gobierno, empezando por Eric Cisneros Burgos, quien tiene tan poca dignidad que no ha renunciado a su cargo, su ego es tan grande que no quiere aceptar que no pudo con el cargo y cínicamente se atreve a decir que sólo dejará el cargo si  el gobernador de lo pide.