Veracruz, eje de la historia

28 agosto 2017 | 9:30 hrs | Ángel Álvaro Peña

Veracruz ha dejado de ser un estado convencional. Una de las entidades más ricas del país tiene claroscuros, pero también una serie de colores muy vivos para los cristales con los que quiera observarse su realidad política, económica y social.

Ante este panorama de desastre anunciado luego de las fechorías de Javier Duarte y sus cómplices, podemos ver a los veracruzanos trabajando por un mejor lugar para vivir y esto hace ver y pensar lo positivo. Pero sobre todo recordar a la entidad en la historia del país y del mundo.

Porque es precisamente Veracruz donde los conquistadores españoles colocaron su primera bandera, donde encontraron el camino para transformar el planeta. Veracruz es el eje de la historia de México y factor determinante para conocer la evolución del ser humano sobre la Tierra.

Veracruz es también el puente de los refugiados españoles que durante el periodo de Lázaro Cárdenas llegaron del viejo mundo, enriqueciendo la ciencia y la cultura. Todo lo que ha pasado por Veracruz es bueno y es malo, pero la historia no sólo es buena o mala, tiene sus matrices.

Porque no podemos recordar a Veracruz sólo por la invasión de los Estados Unidos en 1847, Veracruz es el aparador de México ante el mar, pero también una fortaleza que vigila el resto del país ante la amenaza invasora.

Hablar de Veracruz como un estado peligroso es una irresponsabilidad y así lo hace la administración de Donald Trump cada vez que puede respecto a nuestro país, y vuelve a equivocarse.

Para la Casa Blanca, la de Washington, el repunte de la violencia en México puede cobrarse a una nueva víctima: el turismo, de tal suerte que se emitió una alerta de viaje por primera vez para los estadounidenses.

Están incluidos dentro del aviso destinos turísticos de primera importancia para México, entre ellos Veracruz.

En el caso de Veracruz, que bordea el Golfo de México, se exhorta a que los ciudadanos de Estados Unidos permanezcan en zonas turísticas.

La ola de violencia tiene maniatado y frustrado al gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y a sus funcionarios de seguridad pública y procuración de justicia, por lo menos es lo que argumenta la oposición, en este caso legisladores y líderes del PRI, quienes parecen jugar con la memoria de los veracruzanos al decir que la violencia existente en la entidad llegó con el gobierno de Yunes Linares, no es cierto. Menos real puede ser cuando se marcan tiempos electorales en las críticas a una realidad que si bien nadie puede ocultar, menos puede afirmarse que es permanente o que crece.

Porque se aprovechan los distractores más rudimentarios como el juicio eternamente suspendido contra el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, para realizar actividades ilícitas. En el momento en que las autoridades federales den su fallo contra Duarte, en ese momento habrá cambios en la inseguridad dentro del territorio veracruzano.

El juicio que se le sigue a Javier duarte y a uno que otro de sus cómplices es la medida de la intensidad de la violencia en Veracruz. La impunidad que campea en favor de los amigos de Duarte es motivo para que se tome algunas áreas de la entidad como campo de batalla.

Pero los huecos que deja la ley en el caso de Duarte permiten que el propio ex gobernador abogue por sus cómplices como si se tratara de funcionarios honestos, burlándose de la inteligencia de los mexicanos y menospreciando su memoria.

Uno estos casos es el de Mauricio Martín Audirac, ex tesorero de Veracruz durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, fue el sexto titular de finanzas durante su gobierno. Llegó al cargo en julio del 2014, después de Tomás Ruiz González, Salvador Manzur Díaz, Carlos Aguirre Morales, y Fernando Charleston Hernández.

Durante la administración de Fidel Herrera Beltrán fue nombrado auditor general de Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz en el periodo 2006-2012.

Audirac, a través de una carta, enviada al mismo comunicador que le ha entregado su ex jefe sus misivas, se deslindó del ex mandatario a quien, acusó de ser el culpable de que se encuentre preso en el penal de Pancho Viejo, Veracruz.

“Estoy enterado de las cartas que le ha mandado el Sr. Javier Duarte abogando en favor de quienes estamos detenidos en este penal. Al respecto le comento que no he pedido a nadie que intervenga a mi favor de esta manera”, señaló Mauricio Audirac.

Cuando las leyes le dejan un espacio a los medios, éstos arrojan juicios sumarios, a veces con razón otras sin ella. De tal suerte que se hace necesario que se acelere el proceso contra Duarte y se tomen cartas en el asunto en materia de desafuero contra quienes se tengan sospechas de que pudieron contribuir al saqueo de Veracruz. PEGA Y CORRE. – Debe destacarse la deferencia que realiza el delegado del IMSS-Norte el Dr. Antonio Benítez Lucho, para escoger el puerto de Tuxpan como el lugar donde dará su Informe de Labores 2016 y Programa de Trabajo 2017, en lugar de hacerlo en la capital del estado, Xalapa. Tuxpan ha cobrado vital importancia dentro y fuera del territorio veracruzano por el repunte económico que construye día tras día entre autoridades y pueblo… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Dudas y comentarios, escríbenos a:
angelalvarop@hotmail.com
Twitter @politicosad 

*Esta es opinión personal del columnista