Va Estados Unidos contra mariguana legalizada

El Fiscal General rescindió una política que permitió que las leyes estatales para legalizar la mariguana avanzarán en todo el país sin intervención federal

Foto: web
4 enero 2018 | 14:06 hrs | Refroma

Estados Unidos.- El Fiscal General estadounidense, Jeff Sessions, rescindió una política que permitió que las leyes estatales para legalizar la mariguana avanzarán en todo el país sin intervención federal.

En un memorando lanzado este jueves, Sessions aseguró que los fiscales deberán decidir por sí mismos si dedican recursos a casos de mariguana, que sigue siendo ilegal a nivel federal, pero es permitida en ciertos niveles en 40 de los 50 estados.

“Los fiscales deben seguir los principios bien establecidos que rigen todos los enjuiciamientos federales”, señala el documento.

La política retirada por Sessions, que data de la Presidencia de Barack Obama, instruía a las fuerzas federales a no priorizar la persecución de delitos relacionados con el uso o producción de la cannabis en los estados que la permiten.

Funcionarios del Departamento de Justicia dicen que podrían tomar medidas adicionales contra los estados que legalizaron la mariguana, pero no ofrecieron detalles específicos.

El Gobierno de Obama anunció en 2013 que no impediría la legalización en los estados siempre que sus autoridades impidieran el transporte a lugares donde seguía siendo ilegal o que cayera en manos de menores de edad y de pandillas criminales.

Sessions derogará esa norma, que había aclarado cómo respondería el Gobierno federal a medida que los estados empezaban a autorizar el consumo medicinal o recreativo.

Desde entonces, el negocio del cannabis se ha convertido en un sector que mueve hasta 7 mil millones de dólares y sus impuestos financian escuelas, programas educativos y fuerzas del orden.

Ocho estados y la capital han legalizado el consumo recreativo. Se calcula que las ventas en California permitirán recaudar mil millones de dólares anuales de impuestos en poco tiempo.

Desde su llegada a la Administración Trump, Sessions ha culpado a la cannabis de los picos de violencia y ha comparado la mariguana con la heroína.