Una vez más Tuxpan ilumina al mundo

En la ciudad se colocan velas que son encendidas partiendo del “Callejón del Niño Perdido” ubicado en el Centro de la Ciudad

Foto: Iris Román
7 diciembre 2017 | 22:10 hrs | Iris Román | Tuxpan

Tuxpan, Ver. – El Tradicional Día del Niño Perdido, es símbolo del apego a la figura del Niño Jesús, y es una de las fiestas con mayor arraigo en el Norte del Estado de Veracruz y especialmente de Tuxpan, esta celebración es una conmemoración al pasaje bíblico cuando el Niño Jesús se extravía en Jerusalén y sus padres lo encuentran tres días después en el Templo de Salomón, donde se encontraba platicando con los sabios.

Es por esto que cada 7 de diciembre, en punto de las  7:00 de la noche en todo Tuxpan se encienden velas colocadas por chicos y grandes, las cuales iluminan las calles, y se prenden con la intención de recordar este pasaje e iluminar el camino de Jesús para ayudarle a regresar a casa, indicó Laura Chao Costa, directora de Turismo Municipal.

Foto: Iris Román

La tradición tuxpeña, puede rastrearse hasta el siglo XVIII, como parte de las tareas de evangelización que llevó a cabo el Junípero de Serra, basándose en el pasaje antes mencionado por San Lucas.

Es de resaltarse que en la ciudad se colocan velas que son encendidas partiendo del “Callejón del Niño Perdido” ubicado en el Centro de la Ciudad, donde se encuentra una escultura dedicada a esta festividad, hasta donde la población tenga a bien iluminar las calles.

Por ello, el municipio es considerado como pionero de esta actividad, donde además de colocar miles de velitas en ventanas y a todo lo largo y ancho de las calles de las colonias del Puerto, los niños salen a las aceras a jalar su tradicional carrito de cartón, los cuales son elaborados por ellos mismos o por sus padres, casi exclusivamente de ese material, aunque muchas personas se toman el tiempo para hacer cochecitos monumentales a base de madera y otros materiales.

Foto: Iris Román

La entrevistada señaló que, en la ciudad cada año se organiza un tradicional concurso, para premiar el ingenio y la dedicación que cada quien le pone a sus trabajos; esto durante el recorrido del Niño Perdido por las principales calles de Tuxpan, donde se pueden apreciar carritos muy bien elaborados.

Es digno de mencionar que se considera que el 7 de diciembre Tuxpan Ilumina al Mundo, por ser el primer municipio de la Zona norte del estado que desarrolló esta festividad, de ahí que lugares vecinos tales como Cerro Azul, Poza Rica, Tamiahua, Naranjos, Gutiérrez Zamora, entre otros, han tomado también como suya la tradición.