Una misión hacia Bennu, la cápsula del tiempo en el Sistema Solar

Tras poco más de dos años de viaje, la nave espacial OSIRIS-REx de la NASA llegó al asteroide Bennu

Foto: Web.
3 diciembre 2018 | 11:33 hrs | Notimex | Ciencia y Tec

México.- Tras poco más de dos años de viaje, la nave espacial OSIRIS-REx de la NASA llegó al asteroide Bennu, en cuyo interior y superficie se podría tener respuestas al origen de Sistema Solar.

Durante su primer año, se estudiará el asteroide, considerado un remanente de la formación del Sistema Solar, con cinco instrumentos científicos a fin de seleccionar una ubicación segura para recolectar una muestra de su objetivo.

Foto: Web.

La nave espacial tocará de manera breve la superficie de Bennu en julio de 2020 para recolectar al menos 60 gramos, equivalente a 30 paquetes de azúcar, de tierra y rocas.

La misión podrá tomar hasta dos mil gramos, esto sería la muestra más grande, lejos de un objeto espacial, desde los aterrizajes en la Luna de las misiones Apolo, destacó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

OSIRIS-REx empacará la toma de elementos minerales más antiguos que el Sistema Solar, en una cápsula para enviarla a la Tierra en el 2023.

Foto: Web.

El análisis de una muestra de Bennu ayudará a los científicos planetarios a comprender mejor el papel que los asteroides desempeñaron en la entrega de compuestos formadores de vida a la Tierra.

A diferencia de otros asteroides que giran alrededor del Sol en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, la órbita de Bennu está cerca de la Tierra, además este objeto se acerca cada seis años más al “planeta azul”.

La superficie del asteroide tiene algunos granos microscópicos de polvo, los cuales podrían ser los mismos que se desprendieron de las estrellas moribundas, las cuales se unieron para hacer del Sol y sus planetas hace casi cuatro mil 600 millones de años.

Con un diámetro de 492 metros, un poco más grande que el Empire State, en Nueva York, Bennu es considerado una cápsula del tiempo del Sistema Solar primitivo, conservado en el vacío del espacio, que gira una vez cada 4.3 horas.

Foto: Web.

La agencia espacial estadunidense, explica que el objetivo de OSIRIS-Rex, es rico en carbono, la bisagra de la que cuelgan las moléculas orgánicas.

Por lo anterior, es probable que Bennu sea rico en moléculas orgánicas, hechas de cadenas de carbono unidas con átomos de oxígeno, hidrógeno y otros elementos.

Además del carbono, Bennu también podría tener otro componente importante para la vida, agua, la cual está atrapada en los minerales que forman el asteroide.

Bennu podría pasar más cerca de la Tierra que la Luna en 2135, y posiblemente incluso más cerca entre 2175 y 2195.

Relacionadas