Joven búlgara, su novio alemán y un ritual satánico que los llevó a la muerte

Ella había desaparecido seis meses antes de su pueblo y, mientras era buscada desesperadamente por sus familiares, apareció en territorio germano. Su pareja se la llevó a una isla en el mar Jónico, donde terminaron muertos entre cuchillos, velas y un mar de sangre

6 enero 2018 | 7:14 hrs | Infobae | Mundo

Una pareja de turistas fue hallada muerta después de llevar a cabo un ritual satánico entre Navidad y fin de año, mientras pasaban una temporada como turistas en la isla griega de Cefalonia, parte del archipiélago jónico del país heleno.

Los cuerpos de Lilia Botuseva, búlgara de 23 años, y su novio alemán de 30 -cuyo nombre no fue revelado- estaban cubiertos de sangre en una habitación de Vlachata, una villa para vacacionar en la mencionada isla.

Botuseva había sido reportada como desaparecida desde el 8 de junio de 2017 en su país. Sus familiares habían lanzado también una infructuosa búsqueda en las redes sociales.

Las primeras pistas los llevaron a la ciudad alemana de Erfurt, pero la mujer se fue del lugar en un automóvil con patentes falsas que su novio germano había alquilado.

Fue la última oportunidad de salvarla, porque luego le perdieron el rastro hasta el terrible desenlace. Una vez que llegaron a Vlachata, según los testimonios de los vecinos recogidos por medios locales, rara vez salieron de la habitación que habían rentado.

Cefalonia, Grecia(Getty Images)

Cefalonia, Grecia(Getty Images)

Según las evidencias halladas en el cuarto, en la noche de Navidad Botuseva se atravesó el cuerpo con una espada y su novio se acuchilló en la tina del baño, tras llenarla de agua.

Cuando el dueño de la casa de huéspedes llegó al lugar, el 31 de diciembre, alertado por la falta de pago y las denuncias de malos olores, los cuerpos llevaban varios días sin vida.

Lilia Botuseva, antes de conocer a su novio alemán

Lilia Botuseva, antes de conocer a su novio alemán

Según la oficial Angeliki Tsiola, en declaraciones que reproduce Daily Mail, la hipótesis es que los turistas se suicidaron en medio de un ritual oscuro.

En la habitación se hallaron también otros cuchillos, restos de grandes velas usadas y un pentagrama satánico.