Un niño asesinado

25 abril 2017 | 11:37 hrs | Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio

El 24 de enero del presente año, el aún (?) secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, informaba que 15 mandos de Tránsito, de la Delegación del puerto de Veracruz habían sido suspendidos “por presuntos actos de corrupción”. *** Téllez Marié mencionó el expediente SSP/AI/Q/08/2017, como argumento para tomar esa medida y advirtió que aunque ya en otros municipios se habían hecho cambios, la Delegación fue “la primera donde se sustituyó al total del personal”. *** Y en ese punto fue muy enfático: “Aquí (Veracruz) tradicionalmente ha habido actos de corrupción, no lo puede uno negar; lo primero que una autoridad debe hacer es reconocer que un problema existe para poder solucionarlo”. *** Excelente medida, sin lugar a dudas, salvo que… Este lunes, la misma delegación, la del puerto de Veracruz, fue tomada por asalto por elementos de la Fuerza Civil y de Seguridad Pública del Estado, justo en los momentos en los que se daba el cambio de guardia. Formaron a todo el personal y cerraron las puertas para impedir el acceso de reporteros. Luego de más de cuatro horas, anunciaron el cese de al menos 10 elementos, a los que se les señala de tener nexos con la delincuencia organizada. *** En el mes de enero se informó que para sustituir a los mandos cesados, se había recurrido a “marinos retirados”, a los que se les pidió el apoyo para resolver los vicios que existen en esa delegación. Téllez Marié les dio posesión a Rogelio Gallegos Cortés, como delegado; a Fernando Bravo Camacho, como jefe de Servicios Operativos; a Tomás Reyes Álvarez, como jefe de turno; a Alfonso Sánchez Pérez, como jefe del primer turno; a Narciso Martínez Márquez, como jefe del segundo turno, y a Mauro Ruiz Morales, como jefe de Peritos. *** Muchas dudas brotan a partir de este nuevo operativo: ¿Por qué, si se sospecha que están coludidos con el crimen organizado, no pidieron la intervención de las fuerzas federales? *** Si en enero fueron despedidos ¡todos los mandos de Veracruz!, ¿es de suponer que los cesados (no procesados, sólo cesados) de este lunes ya fueron contratados y asignados a esa plaza por las nuevas autoridades? *** ¿Sigue Téllez Marié al frente de Seguridad Pública, o sólo aparece para la fotografía?

* * *

El pasado domingo se dio, quizá, la noticia más triste desde que inició la actual administración estatal. Fueron hallados los cuerpos sin vida de un niño de seis años de edad y una maestra, quienes habían sido secuestrados el pasado 6 de abril.

Los cadáveres fueron localizados en la comunidad Las Marianas, del municipio de Tantoyuca. La maestra Yaru Missuri Arrieta Fuentes y el menor Luis Ángel Rivera Cruz, de 6 años, fueron “levantados” junto a otras dos personas (el maestro Pedro Rivera Mejía y el intendente Augusto del Ángel Martínez) cuyos cuerpos sin vida aparecieron el mismo día.

Las autoridades de Veracruz temían que la noticia se disparara en los medios y en las redes sociales, por lo que se envió una orden: “Vamos a activar otra caja china. Envíen a medios de México el video que tenemos de la diputada de Morena. Eso los va a tener entretenidos por un buen rato”.

El mismo domingo el video fue subido por el portal de internet de El Universal y el sitio del periodista Carlos Loret de Mola. En él se observa y se escucha (además se lee, pues fue subtitulado) cuando una persona (al parecer mujer) le entrega -y se lo dice, como para que quede registro en el video- 500 mil pesos a la diputada local con licencia Eva Cadena Sandoval, quien había sido elegida una vez más por Morena para representarlos, ahora en la contienda por la alcaldía de Las Choapas. La emisaria insiste en recordarle a la diputada que el dinero “es para Andrés Manuel”.

A partir del inusitado crecimiento de Morena en el proceso electoral para gobernador de Veracruz en el 2016, a este partido se le empezaron a complicar los procesos internos para la selección de candidatos. Fue tal el interés de grupos políticos por subirse al partido político que más éxitos presagiaba, que al abrir la puerta a candidatos externos, se les colaron personajes poco recomendables.

Muchos duartistas pretendieron subirse a ese barco, como parte de las negociaciones (que sí existieron, que sí se concretaron, aunque su dirigente nunca lo aceptará) entre Javier Duarte y Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, ha sido tal el rechazo social a esos políticos, que Morena decidió deslindarse de todos ellos.

El video tomó por sorpresa a Morena y a su dirigente nacional, que esperaba que el golpe llegara desde Guatemala. Por lo mismo había advertido:

“Están desesperados y están con esta treta y no lo van a lograr. Ahora que detienen a Duarte, amigos nuestros de las redes sociales empiezan a preocuparse porque se piensa que van a utilizar a Duarte para que declare en contra de nosotros y van a salir a decir que le dio dinero a Morena. No se preocupen por eso, porque no es verdad”.

Pero el golpe les llegó desde el sur de Veracruz, la zona –quizás- de mayor influencia por parte de Andrés Manuel López Obrador. La diputada local de Morena (fue candidata “externa”, pues no milita en ese partido y sus raíces políticas están en el PAN) admitió su pecado, aceptó que recibió los 500 mil pesos para hacérselos llegar al dirigente de Morena y ahora asegura que cuando se dio cuenta de que eso era algo “indebido” regresó el dinero. O sea que, según la versión de la legisladora, López Obrador no recibió un solo centavo de ella.

Y mientras unos se desgarran las vestiduras y piden que se castigue al “Peje” con la misma vara que a Javier Duarte; mientras los otros se aferran a la versión del “compló” y de que “la mafia en el poder” está nerviosa y ataca a Morena “porque mientras ellos caen en picada, nosotros crecemos todos los días”. Mientras azules, amarillos, rojos y verdes se pelean con los marrones, nadie, absolutamente nadie tiene palabras para reclamar por el inhumano crimen del pequeño Luis Ángel, un menor ajeno a la política, ajeno a la guerra de mafias, lejano a las veleidades de los adultos.

¿Cuántos niños deben morir para que el gobernador asuma que se ha equivocado?

¿Cuánta sangre más habrá de correr en Veracruz para que Miguel Ángel Yunes Linares admita que engañó a los veracruzanos cuando les prometió traer la paz?

¿Qué se necesita para que el gobernador admita que las cifras, los datos duros, y no “la percepción ciudadana”, son los que evidencian su mal gobierno?

Ahora sólo falta que diga que dos años no bastan, que necesita ocho, o hasta 14, pero que para eso están sus retoños.

* * *

Epílogo

La contienda en Xalapa se cierra aún más. El empresario Nicanor Moreira Ruiz anunció que siempre sí irá por la Alcaldía de Xalapa. Luego de que abandonó el proceso interno de la alianza PAN-PRD, argumentando “graves anomalías”, ahora aceptó participar como abanderado del Partido Nueva Alianza (Panal). Este martes estará registrando su planilla. *** En Emiliano Zapata, finalmente el PRD se decidió por Daniel Antonio Baizabal González, con lo que dejó fuera de la contienda a Sergio Leyva Olmos, sobrino del actual alcalde. *** Datos duros, que confirman la “percepción” de los veracruzanos: La noche del domingo un sujeto que viajaba en una motocicleta fue asesinado en la Unidad Magisterial. Los vecinos reportaron a la policía que se habían escuchado disparos, y cuando las patrullas llegaron se encontraron con un cuerpo sin vida, en Retorno 9, casi esquina con  Arquitectos. En el sitio se encontraron varios casquillos de bala calibre 9mm. *** Nadie parece interesado en regresar la paz a los xalapeños.

 

filivargas@gmail.com

*Esta es opinión personal del columnista