Un hombre feliz

1 diciembre 2016 | 20:20 hrs |

Del Cajón del Director

POR JULIO FENTANES

Un hombe feliz

Este día fue el más feliz de Miguel Ángel Yunes Linares, el mismo lo dijo y para los que lo conocen, saben que así fue, porque no dejó de sonreir, al menos en público durante gran parte del día, en los eventos para festejar su unción al poder, como el primer gobernador distinto al PRI que llega al gobierno de Veracruz en 86 años, y quienes le llaman histórico, tienen razón, aunque también es tiempo de acostumbrarnos a la alternancia y la democracia, esa es la nueva regla que no admite excepciones.

El gobernador Yunes, como así mismo se autollamó, tiene 63 años, cumplirá en breve 64 y dice que tiene energía.

Y vaya que se le ha notado, aunque estoy seguro que quienes más han sentido el rigor de esa energía, fueron sus colaboradores.

Y apenas empiezan los dos años¡¡¡¡¡

Ufffff

La noticia que cimbraría a México, se quedó solamente en buenas noticias, esperábamos un anuncio realmente duro, sin embargo, las buenas noticias no defraudan y son bienvenidas, si en el camino cambió el discurso que daría este 1 de diciembre, sus motivos debió tener, ojalá sean para bien.

Claro que es muy notable, que por su propia cuenta, desde luego  apoyado por su fuerte equipo de trabajo, Yunes Linares recuperó 1,250 millones de pesos del dinero robado por Duarte y su pandilla, para entregar a las arcas estatales.

Eso si es buena noticia, no había ocurrido nunca que un civil, revestido de policía, recupere dinero como si fuera un caza recompensas al estilo de las películas de Hollywood, con la salvedad que la recompensa en este caso, fue la gubernatura veracruzana, el sueño más anhelado del nuevo mandatario estatal.

Tan feliz estaba Miguel, y tan realizado con su sueño que es el único gobernador que ha tomado protesta dos veces, la primera constitucionalmente en el Congreso ante los diputados, como lo marca la ley, y la segunda en la explanada de la Plaza Lerdo, sitio donde pasa todo lo que marca agenda en la vida pública xalapeña, ante sus simpatizantes panistas y perredistas.

Y si hubiera tenido oportunidad, no dudo que hubiera protestado hasta tres veces.

Recontra ufffff

Digo… tanto que le costó y que solamente hubiera una protesta oficial ante un número reducido de invitados, porque no caben muchos en el Congreso, como que no era suficiente, así que mejor que sea doble, como helado de fresa, en barquillo crujiente.

Que tal¡¡¡¡

¿Si se entiende que el hombre estaba feliz?

Enhorabuena por esa felicidad y por ese trabajo anticipado de iniciar el rescate de Veracruz y la recuperación del dinero robado.

Ahora sí, es tiempo de que tiemblen aquellos que hasta antier se sentían protegidos.

No dudo que en muy breve tiempo, salgan nuevas órdenes de aprehensión si no federales, si estatales en contra de la banda de saqueadores que integran el Cartel de Gobierno de Veracruz.

Elementos los hay, así que solamente hay que cuadrar los hechos con las pruebas documentadas.

Y si siendo un civil sin cargo público, Yunes Linares encontró a los prestanombres, es seguro que encontrará a los que faltan y solicitará las aprehensiones, incluso contra los que son diputados federales, ya no digamos los que son estatales, que deben tener las barbas en remojo.

No hay perdón, ni olvido, y menos amnistía para los saqueadores advirtió.

Eso lo hizo ante un público muy selecto, 12 gobernadores y personajes relevantes de la política mexicana como el “Jefe” Diego Fernández de Ceballos.

Y digo esto, para que no ocurra como con el famosísimo Bronco de Nuevo León, que fue pura lengua, porque no ha hecho nada por meter a la cárcel a Rodrigo Medina, exgobernandor que también tiene cuentas pendientes, y que el mismo Bronco, prometió en campaña que lo metería a la cárcel.

Veremos y diremos.

A diferencia de El Bronco, que es más bravucón y hablador que otra cosa, de hecho como político y alcalde cuando era del PRI, nunca se destacó, era más bien de “medio pelo” pa´bajo, Yunes Linares necesita hacer un buen trabajo si es que desea que uno de sus hijos tenga oportunidad de relevarlo o que el mismo PAN se mantenga en el poder, sea quien sea el candidato.

Si, en efecto, el compromiso de Yunes Linares es más fuerte con el mismo y su familia, que con la ciudadanía si así lo queremos ver, eso lo obliga a un buen trabajo para bien de todos, más allá de su entorno familiar.

Y la cercanía de Morena, que va por todo en el 2018 que coincide con la elección presidencial, no le puede dejar espacio a Miyuli de dudar entre hacer un buen gobierno y cumplirle con su sueño a los que lo eligieron.

El gobierno de Veracruz es una esperanza para el panismo en 2018 para “jalar” muchos votos en la elección presidencial, además de que también se elegirá a nuevo gobernador y diputados.

No de a gratis vino Margarita Zavala y el “Jefe” Diego que seguramente será el fiel de la balanza para elegirla como candidata presidencial panista y enfrentar al “Peje” con oportunidad de ganarle a Morena y al que le ponga el alicaído PRI.

Desde ayer 1 de diciembre, empezó la era Yunes Linares, por el bien de Veracruz y los veracruzanos, deseamos que le vaya bien, y recordamos que el camino al infierno está lleno de buenas intenciones, hoy, hoy, hoy, queremos acciones, empezó bien, así que no le puede parar.

 

Veremos y diremos