Un cuidador de elefantes subido al animal en el río Yamuna, en Nueva Delhi (India). ADNAN ABIDI REUTERS