Tumblr y la glorificación de la adicción; Sexo, drogas y traficantes

Miles de usuarios de Tumblr comparten videos donde abusan de toda clase de sustancias, algunos pagan por ver; otros, han visto en la oportunidad de oro para el narcotráfico

17 enero 2018 | 14:29 hrs | Aarón Gómez | Mundo

La droga como religión
Tumblr es una plataforma para bloggers que permite a sus usuarios publicar contenido en forma de texto o multimedia. Si bien no existen interacciones directas entre usuarios, al uso es una especie de red social conectada por intereses y tipos de publicación. Dentro de la plataforma hay más de 170 millones de usuarios registrados y ha llegado a albergar un máximo de 46 millones de blogs de toda clase de contenido.

Arte, películas, letras, ilustración, música y entradas personales son sólo algunos de los contenidos que un autor puede subir a su blog dentro de la plataforma. Para poder llegar a otros usuarios se utiliza un sistema de etiquetas (tags) muy similar a lo que usan Twitter y Facebook; pero a diferencia de estas dos redes, el contenido no es evaluado con la misma rigidez por reglas moderadoras lo que permite que gran parte de las cosas que suben los autores no sean censuradas.
Bajo estas condiciones han proliferado toda clase de sociedades bajo los esquemas variopintos, sin embargo, hay una muy activa comunidad que idolatra, y viste de glamour a las drogas y al hecho de drogarse.
Miles de usuarios de cocaína, heroína, MDMA, meth, crack y demás estupefacientes, postean a diario todo lo que rodea a la farmacodependencia y su estilo de vida, dichos materiales luego son compartidos por otros autores que hacen lo mismo. Los videos de gente inhalando cocaína se cuentan por cientos, igual que los clips de personas inyectándose heroína, fumando crack o abusando de otras sustancias.

Toda una comunidad
Los usuarios de estupefacientes en Tumblr se caracterizan por ser una sociedad unida en la red y haber generado un argot específico, así como una parafernalia de acuerdo a la sustancia, por ejemplo, es usual encontrar que los usuarios de cocaína manejan etiquetas como #Yayo, #whitelady, #cocaine, #cocain, #snow, #blow, etc.

Un caso especial es la comunidad de usuarios de metanfetaminas o meth. Pues, además de ser muy unidos defienden sus hábitos, subcultura y comunidad como si de una religión se tratase. Todo bajo la bandera de la etiqueta #tweakNation. Madres de familia, oficinistas, profesionistas y usuarios de todo tipo, religiosamente engrosan la lista de multimedia donde utilizan explícitamente dicha sustancia.

https://chasingdreamsanddragonstoo.tumblr.com/post/169813283375/esalokas-old-video

Un caso muy llamativo corresponde a una usuaria que bloguea bajo el pseudónimo de “meth mom”. Como su pseudónimo lo indica es una usuaria que orgullosamente presume su adicción a las metanfetaminas pese a que es madre de dos hijos. Su descripción de perfil dice:
“Tratar de ser una tweaker (usuaria de meth) y una madre es más difícil de lo que cualquiera puede imaginar. A veces es difícil saber cuál de las dos cosas es más importante para mí. No juzguen y sean honestos. Empecé a usar crack en enero”.

Fetiche y negocio
Son especialmente prolíferos los contenidos que sexualizan a la droga y hay todo un nicho de contenido sobre drogas consumidas al mismo tiempo que se practican relaciones sexuales o actos explícitamente sexuales. Quizá lo más insólito es que esta clase de contenido no está oculto para nadie y solo basta con generar una búsqueda con las etiquetas correctas para acceder al contenido que crece diariamente.

Por raro que parezca, los usuarios (especialmente mujeres jóvenes) generan ganancias monetarias al drogarse frente a la cámara pues existen personas que encuentran en las imágenes de abuso de narcóticos una especie de fetiche y están dispuestos a “colaborar económicamente” con los y las bloggers.
Otros “patrocinan” a los usuarios a cambio de tener conversaciones o videoconferencias privadas en donde usen drogas, especialmente metanfetaminas (meth) y cocaína.

Narcotráfico
Por supuesto, una comunidad que gira entorno a la farmacodependencia como religión es una gran oportunidad para los narcomenudistas que hacen sus propios blogs donde comparten imágenes del producto que venden y esperan a que los demás usuarios los contacten, al parecer, con excelentes resultados.
No es raro encontrar direcciones de correo que cambian constantemente como forma de contacto para obtener sustancias ilícitas.

Es probable que no se trate de narcomenudistas normales pues además de las fotografías del producto que venden también es común encontrar en las descripciones de la publicación el grado de pureza en el caso de cocaína y heroína o del sello farmacéutico cuando se trata de calmantes de prescripción. Entre los artículos que se pueden encontrar a la venta hay calmantes, antidepresivos, analgésicos opioides, psicotrópicos como hongos alucinógenos, cocaína, heroína, cristal de metanfetamina y crack.

Claramente no se trata de un simple “intercambio de sustancias” sino más bien de un negocio perfectamente calibrado y optimizado para funcionar online. Aprovechándose de una adicción que no sólo no interesa a quienes la padecen, sino que la consideran un estilo de vida.