¿Tu vagina cambia de tamaño cuando tienes mucho sexo?

Lo que cambia con los años es la elasticidad

Foto: Web.
8 junio 2018 | 13:35 hrs | Redacción Noreste | Ellas

Hay muchos tipos de vaginas, hay unas más pequeñas que otras y la profundidad también varía. Sin embargo, existe una duda que invade los pensamientos de muchas mujeres y es: “¿La vagina cambia de tamaño cuando tienes mucha actividad sexual?”

El especialista en el tema y Ginecólogo Gedin, asegura que el tamaño de la vagina no preocupa a los hombres, debido a la característica que tiene la vagina de adaptarse al pene. De acuerdo con el especialista, los hombres disfrutan mucho al ponerse en contacto con el cuerpo femenino, independientemente de la medida de su vagina.

En cuanto a la duda respecto a la modificación de tamaño, Sandra Magirena, médica ginecóloga, dio a conocer una increíble noticia que será sorprendente para muchas. La especialista ha revelado que el tamaño de la vagina no cambia con los años o con la cantidad de relaciones sexuales.

“Lo que puede modificarse con los años es precisamente su elasticidad, como ocurre con cualquier otro tejido del cuerpo, sea la piel, el cabello, los músculos o las articulaciones. Los partos también modifican la entrada de la vagina, sobre todo si hubo episiotomía”, cuenta Magirena.

Si a ti te preocupa el tamaño de tu zona íntima y te gustaría someterte a algún tipo de cirugía para modificar su tamaño, la ginecóloga no recomienda del todo este método “Salvo que exista una dificultad anatómica congénita o un deseo de cambio de genitales, no recomendaría ningún tipo de cirugía estética  de la vulva. Los tejidos vulvares tiene muchos receptores sensitivos que liberan feromonas y tejido eréctil que favorece la excitación y la respuesta orgásmica”, comentó la experta.

Si lo que quieres es modificar tu zona íntima de manera natural, te damos algunos consejos que pueden servirte:

 Es recomendable hacer ejercicios perineales como el Kegel.

 

¿Cómo hacer los ejercicios Kegel?

1. Asegúrate de que tu vejiga esté vacía, luego siéntate o acuéstate, como gustes.
2. Aprieta los músculos de la pelvis y mantenlos así hasta contar 8 segundos.
3. Relaja los músculos y cuenta hasta 10.
4. Repite 10 veces, 3 veces al día (mañana, tarde y noche).
5. Respira profundamente y relaja el cuerpo cuando estés haciendo estos ejercicios. No aprietes el estómago, los muslos, los glúteos ni los músculos del pecho. Después de 4 a 6 semanas, notarás algunos cambios en tu cuerpo.

Recuerda que tanto las relaciones sexuales como los masajes vaginales mejoran la elasticidad de las paredes vaginales, favorecen la irrigación de los tejidos y la lubricación.

Trata de no preocuparte tanto por el tamaño de tu zona íntima, ya que lo más importante es que tengas una vida sexual plena y satisfactoria. No olvides que los orgasmos fortalecen los músculos del piso pélvico, así que ¡a disfrutar!

Con información de Soy Carmín.