Tropiezos

20 febrero 2017 | 12:35 hrs | Virgina Durán Campollo

 

De tropiezo en tropiezo Miguel Ángel Yunes Linares, retrocede. La aceptación con la que llegó disminuye. Inicio con acciones polémicas, como la designación de la mayoría de su gabinete cuestionada pues se esperaba otra cosa. El desconcierto de incluir a fidelistas y duartistas, de los más pillos de esos gobiernos. El trascendido que pactó a cambio del “vómito negro”, que no se ve reflejado en las arcas públicas del estado. Con quienes a tratado, se pasean sin pena por los comederos y plazas comerciales importantes locales como Antonio Gómez Pelegrín. El último secretario de Finanzas, que se fue tan cargado que su hija -de una modesta escuela de preescolar- construyó un campus educativo violando leyes ambientales en la zona de Las Ánimas. En los congresos locales y federales, incrustados toda la banda de La Gorda, con quienes al parecer también hay acuerdos dizque políticos. Mal y de malas se ve al “salvador”, que encabezó la retirada del PRI en Veracruz. *** En esa vorágine inician los rumores -hasta que no se compruebe lo contrario- de familiares agresivos, las relaciones extramaritales de algunos de sus funcionarios, de la prepotencia de sus hijos y de él mismo, de quedarse a su cuenta personal cientos de millones que se devolvieron y otras cositas. Semejanzas a Fidel y Javier y esto pone los pelos de punta a los veracruzanos, todavía muy afectados por la quiebra del estado. Se extraña que quién estuvo en seguridad federal, no pueda aminorar la delincuencia sin freno. Que haya faltado a muchas de sus promesas de campaña, como la de poner a un militar en Seguridad Pública. Los despidos injustificados y mucha necedad aparente, entre otras cuestiones. *** Nos filtran desde el centro, que empieza a ver molestia en el PAN nacional por esta situación. Saben que no fue Miguel Ángel quién se llevó las votaciones pasadas sino el hartazgo en contra de Duarte. Están las elecciones venideras a un paso y tiene solo tres meses, para recomponerse. Las acciones del gobernador panista en Veracruz, están en la mira. ***Si bien es cierto, que algunos periodistas y medios oficialistas, se vieron favorecidos con cientos de millones de pesos -en complicidad con los ex directores de comunicación social- también lo es que la prensa crítica y constructiva, no solo fue ultimada sino marginada. Es sano la limpieza en ese sentido, pero es alarmante que no existan los conductos para la comunicación. El encargado esta sumiso y sumado. Es un área básica para los gobernantes y su descuido es de consecuencias. *** Que fue el ex gobernador Rafael Hernández Ochoa, quien auguró que Dante Delgado, Fidel Herrera y Miguel Ángel Yunes serían gobernadores. Lo que no advirtió fue su extrema avaricia. ***Es necesario que las autoridades correspondientes -si las hay- respondan al empresario Jesús Castañeada, en el reclamo de la trasparencia de los concesionarios de taxis en la entidad. Es real que muchos políticos tienen “flotillas de transporte público en sus distintas modalidades”. Agregaríamos a líderes de corporativos como la CTM y otros. Es una exigencia ciudadana, ya que el problema vial de la capital es insostenible y hay como 15 mil taxis, sumando los que llegan de municipios cercanos como Emiliano Zapata y otros. Esas son las cloacas que urge destapar. *** Sí un gran acierto la captura de delincuentes como César del Ángel y Arturo Bermúdez, pero una golondrina no hace nido. *** Tres empresarios podrían ir como candidatos a la alcaldía de Xalapa, cada uno por su partido: Nicanor Moreira, Carlos Luna y José Luis Santiago. Los tres hombres de mucho trabajo y comprometidos. Con Ricardo Ahued fue una buena experiencia, que se podría repetir con alguno de ellos. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá que tomar. Hasta la próxima.