Tras sismos inhabilitan accesos a iglesias en Coscomatepec e Ixhuatlán del Café

Las edificaciones sufrieron afectaciones considerables en sus estructuras

Foto: Noreste.
25 septiembre 2017 | 12:01 hrs | César Estrada

Córdoba, Ver.- Con los sismos registrados en últimas fechas, las edificaciones católicas de los municipios de Coscomatepec e Ixhuatlán del Café sufrieron afectaciones considerables en su estructura, Protección Civil (PC) municipal y personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) han cerrado el acceso.

Las iglesia de San Juan Bautista en Coscomatepec es hasta el momento la más dañada tras el sismo del pasado martes que registro 7.1 grados en la escala de Richter, templo con una antigüedad de hasta 250 años, de acuerdo con INAH, con la réplica registrada este día sábado de 6.1 grados, las autoridades municipales y eclesiásticas decidieron cerrar el acceso para no poner en riesgo a la población.

Foto: Noreste.

El antropólogo del INAH, Fernando Miranda, comentó que junto con el equipo de Protección Civil municipal se están valorizando los monumentos históricos de los municipios de la zona centro para determinar los daños y en caso de detectar un riesgo inminente, poder dar recomendaciones a los sacerdotes y en su caso clausurar el lugar.

En Ixhuatlán del Café, la iglesia de San Pedro Apóstol fue cerrada por tiempo indefinido, luego de la inspección de personal de Protección Civil municipal, quien recomendó a la feligresía no acudir al edificio, ya que tras el sismo del pasado martes se detectaron importantes fisuras que ponen en riesgo la estructura, los fuertes sismos que sacudieron la zona, debilitaron el techo donde se observan grietas.

Foto: Noreste.

A pesar de que la iglesia ya no era frecuentada por la población y sólo se utilizaba para celebrar misas que la población consideraba de relevancia, Protección Civil recomendó a la feligresía evitar acudir a este centro religioso, ya que el riesgo es latente en la estructura, al observarse importantes fisuras, principalmente en el techo y la caída del revoco.

Las puertas de la iglesia se mantuvieron abiertas hasta el medio día del pasado martes y luego del sismo, cerraron completamente el lugar, ya que habitualmente los pobladores acudían a realizar rezos y permanecían por más de una hora en el lugar.

Foto: Noreste.

Esta situación causó expectación y temor de la población de que el techo de este centro religioso pueda caer, ya que dentro del edificio se encuentran imágenes religiosas y objetos antiguos de valor, aunado al sentimiento que guardan sobre este lugar que se ubica en el primer cuadro de la cabecera municipal.

Temen que un tercer sismo pueda acabar con los recuerdos que guardan ambas iglesias, ante el daño que desde hace años ya presentaba ambos lugares y que se asentaron con los sismos recientes, aunque en el caso de Ixhuatlán ya hay otro centro religioso alterno.