Toma agua de limón en ayunas para eliminar celulitis después de los 35 años

Te ayuda a depurar toxinas, quemar grasa y eliminar lo que tu cuerpo no necesita

Foto: Web
26 junio 2018 | 18:49 hrs | Soy Carmín | Ellas

La celulitis en un mal que nos aqueja a todas, las mujeres por naturaleza la tenemos en nuestro cuerpo no importa si nos ejercitamos, comemos sano o simplemente nos mantenemos dentro de los rangos de peso.

Sin embargo, es a partir de los 35 años que sufrimos en mayor medida de la celulitis edematosa, es decir, aquella con apariencia “acolchonada” y que es más difícil de combatir.

Toma agua de limón en ayunas

Tomar agua te ayuda a depurar toxinas, quemar grasa y eliminar lo que tu cuerpo no necesita. Además, ayuda a prevenir la retención de líquidos, una de las principales causas de la antiestética “piel de naranja”. Si no te gusta el agua solita, prueba tomar agua con un limón en ayunas, sin endulzar. Al ser diurética es eficaz para arrasar con la celulitis, además ayuda a quemar grasa y a evitar la inflamación.

¡No a los pantalones ajustados!

La ropa suelta no es muy favorecedora, pero si eres de las que usa jeans o prendas de ropa muy ajustadas o ceñidas al cuerpo, ¡deja de hacerlo! La ropa “entallada” afecta la circulación sanguínea y aumenta la probabilidad de retener líquidos.

Exfoliación

Exfoliar tu piel favorece la eliminación de células muertas de la superficie de la piel y estimula la circulación sanguínea. Puedes usar un producto comercial, o bien, optar por exfoliantes naturales como el exfoliante de café para eliminar la celulitis.

Tacones a raya

Sí, la mayoría de las mujeres amamos los tacones pues además de hacernos ver más altas, estilizan nuestra figura ópticamente. Pero, ¡cuidado! Los tacones muy altos frenan la circulación sanguínea y ,con el paso del tiempo, aumentan la celulitis. Opta por aquellos de máximo 5 centímetros de alto.

Reduce el consumo de sal

Reduce tu consumo de sal, pues el sodio no solo aumenta la celulitis, sino que eleva el riesgo de padecer hipertensión arterial y problemas cardiovasculares. ¡Cuidado!