Tócalo aquí y enloquecerá según su signo zodiacal

Te puede ser de mucha utilidad a la hora de tener relaciones. ¡Tómalo en cuenta!

25 agosto 2017 | 10:46 hrs | Soy Carmin

Sabemos que para tener un buenas relaciones íntimas es importante saber nuestras zonas erógenas, pues en ellas radica que gocemos mejor de la actividad sexual.

Y si conocemos las de nuestra pareja te lo agradecerá profundamente porque lo mandarás a otro planeta con una sonrisa en los labios.

Aries. Para ,los aries la zona más placentera son las orejas y el cuero cabelludo. Así que besa y pasa tu lengua por ellas, también le puedes dar un masaje iniciando en la espalda y terminando en la parte posterior de la cabeza.

 

Tauro. Les gusta tomarse su tiempo para disfrutar de la pasión. Si tu pareja es tauro, sé paciente y dale las caricias que necesita. Ellos disfrutan mucho caricias en la nariz y la boca, además de los masajes. Son muy sexuales, por lo que se excitan pronto ya que cualquier parte del cuerpo es zona erótica para ellos.

 

Géminis. Su espíritu investigador las hace unas personas muy curiosas que gustan disfrutar de cosas nuevas con su pareja, por lo que no debes caer en la rutina con ellos. El juego de seducción es muy importante para este signo, por lo que debes tomar muy en cuenta l,as caricias antes del acto sexual, para ellos este momento puede ser más relevante. Acaricia el pecho, torso y brazos, y recuerda que es el signo de la comunicación por lo que las caricias deben ir acompañadas de palabras.

 

Cáncer. Son muy sensibles por lo que las caricias, los abrazos y cualquier otro tipo de ternura son muy relevantes para ellos.

Les gustan mucho las caricias sobre la piel desnuda sobre todo porque los hace sentirse confiados. Son amantes conservadores que disfrutan con su pareja de una noche tranquila. Los puedes estimular acariciándoles los pezones y detrás del lóbulo de la oreja.

 

Leo. Ellos requieren de toda tu atención, por lo que acariciarlos y darles un pequeño masaje es bastante estimulante , sobre todo a los lados de la columna vertebral. Su labio inferior es un lugar que disfrutan mucho sea acariciado y cuando están muy excitados no tienen problemas con tocarse ellos mismos.

 

Virgo. Suelen resistirse a tus encantos, pero una vez que ceden se entregan por completo. Su zona más placentera es la parte interna de las rodillas y codos, tómalas en cuenta a la hora de acariciarlo.

Su zona alrededor del ombligo es muy sensible, por lo que la puedes estimular usando tu respiración, lengua o las manos para acariciarla y así otorgarle mayor placer. También disfrutan de las caricias en el rostro.

 

Libra. Son muy visuales, por lo que crear un ambiente erótico te ayudará a encenderlo. Ver a su pareja en lencería para ellos es muy estimulante. Les gusta que su pareja tome la iniciativa y que los conduzca. Su zona erógena preferida es la parte baja de la espalda. No le gustan los ruidos.

 

Escorpio. Son reservados y no les gusta hablar de sus preferencias sexuales. Las nalgas es su mayor zona erótica y que disfrutan mucho. Les gustan las personas con mucha imaginación ya que les gusta probar posiciones nuevas. Lo inusual es muy práctico para ellos, por lo que pueden lograr posturas fuera de lo convencional.

 

Sagitario. Disfrutan mucho del amor y disfrutan salir de lo convencional. Las caricias desde los muslos hasta las nalgas resulta muy placentero y puede estimularlos. Para ellos todas las caricias resultan muy agradables.

 

Capricornio. Al principio pueden ser cerrados y no disfrutar del todo, pero una vez que se sienten cómodos se dejan llevar. Sus zonas erógenas son las rodillas, por lo que les puedes dar masaje en la parte posterior de estas o acariciarlas.

 

Acuario. Les encanta la variedad, no tienen problemas para experimentar en lugares diferentes e inusuales. Su zona erógena son los muslos, también los pómulos le dan mucho placer, tócalos con delicadeza.

 

Piscis. Son emocionales, si están enamorados buscan ambientes sensibles y románticos. Las caricias que anteceden al acto son muy importantes, les gusta sentir el cariño de su pareja y que los sientan. Se trata de un signo un poco pasivo, por lo que las caricias en los pies pueden hacerlos más activos.

Nota de origen