To be or not to be

8 octubre 2018 | 19:54 hrs | Claudia Mollinedo | Claudia Mollinedo

“Sabemos lo que somos, no lo que podemos ser”
William Shakespeare

Desde Londres Inglaterra, la cuna del parlamentarismo, te saludo con gran placer amable lector con una buena taza de café cómo compañera y el National Gallery de fondo.

Quién diría que desde hace más de 500 años, en esta parte del mundo, la civilización humana avanzaba hacia la búsqueda constante del entendimiento de los seres que mediante el diálogo y la lingüística pasaban de formar clanes a desarrollar Estados.

Hoy, en este, nuestro México, intentamos dialogar para conseguir un mejor entendimiento en las formas y maneras de comunicarnos en beneficio de una sola nación, lo hacemos de manera libre, espontánea y -casi siempre- respetuosa, y digo casi siempre porque en ocasiones solo hablamos sin escuchar, levantamos falsos testimonios y criticamos al prójimo por medio de los famosos memes desde el anonimato de las redes sin mediar valores o pudor alguno.

Es aquí, ante la inminencia de una transición gubernamental, en donde debemos todos, otorgar el beneficio de la duda no solo a quien llegará a gobernar si no a todos aquellos que lo acompañarán. Será la

capacidad de diálogo la que logre que la conciliación abra paso a una nación mucho más armónica y civilizada.

Ya no se trata de un desafío de candidatos en campaña, es ahora una realidad de gobierno y gobernados, el ocaso de un régimen y el nacimiento de una manera de gobernar. Hagamos de nuestra bandera una sola identidad nacional basados en la firmeza de nuestra historia y la fortaleza de nuestro futuro.

“To be or not to be” dijo el dramaturgo inglés William Shakespeare en 1600, “ser o no ser” (considerada y usada como síntesis de los procesos mentales de indecisión y duda, es hoy una de las citas más famosas de la literatura universal).

¿Cómo ser y para quiénes ser?

Sociedad y gobierno tenemos un reto enorme, de cada uno de nosotros dependerá ser o no ser mejores mexicanos y de paso una civilización más vanguardista y mejor posicionada en el mapa mundial.

*Esta es opinión personal del columnista