Tenemos petróleo

6 noviembre 2017 | 10:00 hrs | Gilberto Haaz Diez

*De Golda Meir: “(Aludiendo a Moisés): Nos arrastró 40 años por el desierto, para traernos al único lugar en todo el Medio Oriente donde no hay petróleo”. Gacho. Camelot.

La noticia la dio el mismo presidente Peña Nieto. Se encontraba un yacimiento perrón en la Cuenca del Papaloapan. Anunció que era en Cosamaloapan, no fue así, le dieron mal la información o quizá la tomó por ser Cosamaloapan el Distrito,  está en el Municipio de Tierra Blanca, que también es pueblo y allí viven Kamalucas y Minga, dos gentes de bien. Situado geográficamente y en el mapa de Google, el yacimiento descubierto es cuenqueño, del cual el presidente habla que tendremos petróleo para la vida, sobre todo porque es barato extraerlo al estar en tierra, y esa es tierra fértil de gente buena, soy de esa tierra de luz, tan bella como no hay dos… En 15 años no se había encontrado un yacimiento así, lleno de petróleo y gas, desde aquel Cantarell que nos dio de comer y enriqueció a muchos tentones funcionarios. Se llamó Cantarell, y va la historia, porque un pescador despistado que andaba tras unos charales y bagres, llamado Rudesindo Cantarell, vio una mancha de aceite que brotaba en la sonda de Campeche y, como aquel Juan Dieguito, que cuando se le apareció la Virgen y le mostró las rosas en el lienzo, fue corriendo con el hallazgo al Obispo, Rudesindo corrió a ver a las autoridades y estos llamaron a los de Pemex y hasta a los huachicoleros, creo, y se encontró el que era el segundo yacimiento más importante del mundo, solo superado por uno llamado Complejo Gawhar, en Arabia Saudita, con los paisanos de Hugo Chahín. Ese Cantarell, en 1961, fue el complejo petrolero más importante del país y uno de los más importantes del mundo, generó durante décadas las dos terceras partes del petróleo que se produce en México. Cantarell inició operaciones en 1979.

 EN TIERRA BLANCA

 Escribí en Facebook, cuando supe la noticia: El presidente Peña Nieto anuncia el descubrimiento de un yacimiento de petróleo más cerca de Tierra Blanca que de Cosamaloapan. En los últimos 15 años no se había encontrado uno así, en tierra, más fácil y barato de extraerlo. Mil 500 millones de barriles de petróleo crudo, que significan reservas de 350 millones de barriles de petróleo con las tres P (no confundan con las de los albañiles en obra, que suelen decir: estamos terminando para entregar, solo faltan las tres P: Pisos, Puertas y Pendejadas). Aquí son otras P: Probadas, Probables y Posibles. Que sea para bien y que la zona tenga desarrollo y empleo, y no solo sirva para que se enriquezcan más los líderes corruptos, porque algunas veces el Niño Dios nos escrituró un establo y los veneros del petróleo el Diablo, dijera López Velarde en la Suave Patria. De qué nos sirve el hallazgo, a la zona seguro creará empleo y habrá un poco más de desarrollo y por allí, también, secarán los pocos ríos que quedan, como el Arroyo Hondo, que era un rio regular y con las porquerías que soltaron los de Pemex, pues lo han secado como a Puyemont, que de Barcelona tuvo que salir por piernas hacia Bélgica, pidiendo asilo el coyón, cuando vio que le aplicaron el Articulo 155, el mismo que les quiere aplicar el Fiscal Jorge Winckler a Tarek Abdalá y al Muñeco Silva, y no lo ha dejado el gordito bigotón, presidente de la mesa directiva del PRI, Jorge Carlos Ramírez, amigo de estos chicuelos traviesos. Paréntesis: (Puyemont huyó como coyón o collón, las dos acepciones son válidas, entre todas las cosas que he leído de esa odisea truncada, secesionar a España haciendo libre como país a Cataluña, la mejor fue la crítica del gran Raúl del Pozo en el periódico El Mundo, el hombre que cubrió al morir a otro grande de las letras, Francisco Umbral, en la contraportada de ese periódico, dijo del Pozo que eso de ser exiliado a este enano no le quedaba, que ofendía esa palabra, que exiliados han sido gente grande, como Antonio Machado, que murió en el exilio huyendo de Franco y sus muchachos malosos, a la caída de la Segunda República Española). Ultima hora. Se ha entregado Puyemont a la autoridad belga, ante el temor de ser detenido.

 EL PETRÓLEO NO ES LA VIDA

 El petróleo ha generado guerras en países árabes, donde los americanos no los dejan en paz. El petróleo ha desgraciado países, el mejor ejemplo es Venezuela, cuando Hugo Chávez y el gorila de ahora, llegaron tumbando caña y regalando petróleo a todos, Cuba y quienes se les antojara, el mismo petróleo y sus precios mundiales los hicieron ser hombres fuertes y en cuanto cayó el precio empobrecieron a su país. Pero de qué nos sirve. En un tiempo, Jolopo presumía de ‘administrar la abundancia’. Y decía: “En la época actual los países se dividen entre los que tienen petróleo y los que no. Nosotros lo tenemos”. Y el Congreso, en ese Informe de 1977, rabiaba y aplaudía. Luego ya no supimos defender el peso como perros. Desde 1938, cuando Lázaro Cárdenas quitó de las manos extranjeras este petróleo nuestro, ha servido para que líderes corruptos se enriquezcan a más no poder, y algunos presuntos tentones como Lozoya. Uno se acuerda de aquel gran pozo, El Faja de Oro, en Poza Rica, se pasaba cuando se iba a Mc Allen por carretera, que era una verdadera porquería como la autopista de Capufe de Córdoba a Veracruz, llena de hoyos y terracería. Era un emporio petrolero, pero no se reflejaba en nuestras ciudades. Fue en su tiempo el pozo más grande del mundo, con ciudades que daban pena. Algún día pregunté a una gente pensante, por qué en Estados Unidos, que son propiedad particular, han embellecido y desarrollado sus ciudades petroleras, con sus grandes rascacielos, como Houston y Dallas y todas las texanas y californianas, por qué a ellos ese petróleo les sirvió para desarrollarse en la modernidad y a nosotros nos ha empujado hacia abajo, con gente que lucha por salir de la extrema pobreza y con salarios mínimos garrafales. No me supo contestar, pero siempre he creído que es por la corrupción, y la impunidad. En fin. Veremos cómo le va a este municipio cuenqueño. Y a los huachicoleros y a los futuros Odebrecht y a quienes le quieran meter el diente a esas extracciones.

COLOFON: Hoy, por esas circunstancias de la vida y de las agendas presidenciales, el presidente Enrique Peña Nieto llega a Veracruz a apapachar a Yunes Linares. Bienvenido, presidente. Y que sea para bien ese petróleo encontrado.

Comentarios: haazgilberto@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista