Tamsa, crímenes, periodistas

25 abril 2017 | 17:18 hrs | Carlos Jesús Rodríguez | Carlos Jesús Rodríguez

LA TARDE del domingo, en un paraje ubicado entre la comunidad “Las Marianas” y la cabecera municipal de Tantoyuca apareció ¡por fin! el cadáver del niño Luis Ángel Rivera Cruz, de 6 años de edad, al lado del cuerpo de su profesora Yaru Misuri Arrieta Fuentes, de 35. Ambos fueron brutalmente asesinados tras permanecer secuestrados desde el pasado viernes 7, cuando en compañía del maestro Augusto del Ángel Martínez y el intendente y padre del menor, Pedro Rivera Mejía fueron levantados por un grupo armado. Los dos últimos aparecieron ejecutados horas después del levantamiento, pero la mentora y el alumno permanecieron cautivos 16 largos días sin que la Fiscalía Estatal o la Secretaría de Seguridad Pública –y sus grupos antisecuestros- lograran rescatarlos con vida, pese al clamor popular en el norte del Estado que enfrentan las de Caín por tanto crimen y plagios, y no obstante la carpeta de Investigación UIPJ/DIII/FI/426/2017.

¿QUIENES SECUESTRARON y asesinaron a la humilde profesora y al niño de primaria cuyo cuerpecito, al ser encontrado, aun vestía el uniforme escolar? Tal vez nunca se sepa, como tampoco se sabe quiénes asesinaron a 19 periodistas en el sexenio de Javier Duarte de Ochoa, y a Ricardo Monluí Cabrera, en este Gobierno en el municipio de Yanga, además de casi ejecutar al comunicador Armando Arrieta Granados, la madrugada del miércoles 29 de marzo tras concluir su jornada laboral, y al corresponsal de un diario porteño a principios de ese mes. Tal parece que esos casos, ni a la Fiscalía ni al Gobierno del Estado les merecen “la menor importancia” como, tampoco, el caso TAMSA que el pasado lunes cumplió un mes de haberse suscitado, lo que pone en evidencia como anda el “Estado de Derecho” en el Estado y al servicio de quien está la Fiscalía.

PORQUE, COMO bien se recuerda, el pasado 24 de Marzo obreros del Sindicato Unidad y Progreso de TAMSA fueron repelidos por sus propios compañeros cuando pretendían tomar las instalaciones de esa sede. Los agredidos son seguidores de José Carlos Guevara Moreno, quien ostenta la toma de nota como dirigente de la organización, pero el eterno regenteador Pascual Lagunes Ochoa ordenó que defendieran la plaza a sangre y plomo, y como resultado de ese absurdo choque fallecieron, por heridas de arma de fuego, Margarito Molina García, de 65 años, y más tarde, en el Hospital Regional de Veracruz, Pedro Cruz Maldonado, de 53 años, además de haber sido heridos medio centenar de trabajadores por arma de fuego, a golpes y pedradas, entre ellos un reportero que cubría el enfrentamiento. Fue un hecho condenable por la sociedad porteña y Estatal pero solapado por ejecutivos de la empresa Tubos de Acero de México S.A. y, al parecer, por las propias autoridades que a la fecha siguen sin castigar a los irresponsables.

Y ES que la Fiscalía del Estado, obsesionada con todo lo que huela a Javier Duarte, se ha olvidado de atender ese tema en donde hubo muertos y heridos, y en ese sentido familiares de los fallecidos se lo han hecho saber al Gobierno del Estado a quien demandan castigue para los responsables, concretamente al líder sindical que se niega a dejar el poder,  Pascual Lagunes Ochoa, para quien exigen cárcel ya que a la fecha, en el Veracruz del “gobernador justiciero” no hay un solo detenido por esos hechos sangrientos.

Y MIENTRAS se soslaya el asesinato de un niño y su profesora en Tantoyuca -además del padre y otro profesor al ser levantados-; los crímenes y atentados contra periodistas y el choque de tamseros que dejó dos muertos y una veintena de heridos con arma de fuego, la Fiscalía Estatal le mete prontitud a un tema electoral: la entrega de 500 mil pesos a la diputada local con licencia y ex candidata del Movimiento de Regeneración Nacional a la presidencia municipal de Las Choapas, Eva Cadena Sandoval, recursos que, según se observa en un video a todas luces “una trampa”, eran para Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de MoReNa y candidato de ese partido a la Presidencia en el 2018.

MUY TEMPRANO, como si se tratara de un asunto de suma y delicada urgencia –más aún que los ejecutados en el Estado; que los secuestros, robos, asaltos y extorsiones-, la Fiscalía Estatal ha informado que inició una carpeta de investigación de manera oficiosa contra legisladora con licencia, vía la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales por la probable comisión de delitos electorales. Dice el boletín que la FGE “con inmediatez integra indicios que se investigan, a la indagatoria ministerial que inicio al tener conocimiento de una ´Noticia Criminal´ generada a partir de la difusión en redes sociales de escenas, al parecer, protagonizadas por Eva “N”, que pudieran constituir una violación a la Ley General en Materia de Delitos Electorales”.

NUNCA ANTES la Fiscalía había actuado con tanta eficiencia y prontitud, ya que su intención, según dice el boletín, es “evitar prácticas antidemocráticas en el Proceso Electoral 2016-2017, mediante las cuales se renovaran las alcaldías del Estado” y, por ello “la Fiscalía Especializada en delitos electorales del fuero común, en el ámbito de su competencia, se impone de los hechos contenidos en una video filmación, para su investigación y deslinde de responsabilidades” y remata: “con acciones permanentes y contundentes, se garantiza la realización de un proceso electoral transparente, en el cual se ejerza el libre derecho al sufragio y se sujete a la acción de la justicia a quien trasgreda la ley en materia”.

Y UNO se pregunta: ¿no ganaría más reconocimiento la Fiscalía o el Fiscal del Estado si en lugar de meterse al juego político –algo que Jorge Wincker siempre rechazó e, incluso, juro por su propia familia que no lo haría y si lo obligaban hasta renunciaría-, y en vez perseguir a los enemigos del Gobernador Miguel Ángel Yunes persiguiera a los enemigos de la sociedad, esto es, a la delincuencia que ha provocado tantas muertes, secuestros, robos, ejecuciones y asaltos, incluidos, por supuesto, los duartistas que saquearon al Estado? Don Jorge, al paso que va, los castigará Dios y terminará como Senador, diputado Federal o alcalde, una vez agotados los servicios que presta a los Yunes. No cabe duda que cae más pronto un lenguaraz que un cojo. Al tiempo… OPINA carjesus30@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista