Talentosa mexicana desarrolla bebida contra la diabetes

‘Opuntia Ficus Indica’ surgió al ser testigo de la diabetes que sufre de su mamá

Foto: Web
9 enero 2019 | 9:38 hrs | | Redacción

La adolescente Vivian Guadalupe Badillo Hernández de 16 años ganó el Premio Estatal de la Juventud 2018, mediante la creación de una bebida alternativa para el diabetes mellitus tipo 2, que recrudece los niveles de glucosa en la sangre de la persona diabética.

Foto: Web

El proyecto denominado “Opuntia Ficus Indica” fue una investigación que surgió de la estudiante al ser testigo de la diabetes que sufre su mamá, que a motivó a buscar alguna ayuda para darle una mejor calidad de vida.

Vivian Guadalupe platicó que la persona que le sirvió de “conejillo de indias” para realizar sus investigaciones fue su mamá, pues con ella experimentó esta bebida potencial de hipoglucemiante donde la materia prima es la tuna y el nopal.

Foto: Web

Badillo Hernández es estudiante de quinto semestre de bachillerato en la Escuela Anexa a la Normal de Teotihuacán y su interés por ayudar a las personas que padecen esta enfermedad la inspiró para ingresar al taller Generando Ciencia.

Su proyecto tiene como principal materia prima la tuna y el nopal, productos que se cultiva en la región de Las Pirámides, y en los que se basan la mayoría de los estudios de esta preparatoria estatal.

La joven estudiante valora el apoyo que recibió del Instituto Mexiquense de la Juventud (IMEJ), pues por este medio, dijo, pudo participar en el certamen que impulsa la educación de calidad, la cultura y el arte.

Vivian participó con este proyecto en la Feria Mexicana de Ciencias e Ingeniería 2017, organizado por el Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología (Comecyt), en donde compitió con 180 proyectos y fue finalista.

En noviembre de 2017 concursó en la Séptima Copa de Ciencias, en Puebla, organizado por Ciencia Joven, en donde ganó la certificación para asistir al Congreso de Jóvenes Investigadores, en Salamanca, España, lamentablemente por motivos de salud y por prescripción médica no pudo hacer el viaje.

Sin embargo, eso no la detiene en su marcha por ayudar, desde el sitio y la manera en la que le corresponde, a quien más lo necesita.