¿Sufres de ansiedad? La ciencia te dice cómo vencerla sin medicamentos

Si no se trata, puede provocar depresión, muerte prematura o suicidio

11 enero 2019 | 22:24 hrs | Agencias | Vida y estilo

¿Eres una persona que sufre de ansiedad? ¿Has probado casi todo para superarla, pero sigue volviendo? No importa cuales sean tus circunstancias, la ciencia puede ayudarte a vencer la ansiedad para siempre.

La ansiedad puede presentarse como miedo, inquietud, incapacidad para concentrarte en el trabajo o la escuela, irritación, insmomnio; y en ocasiones puede presentarte problemas sociales, en tu forma de relacionarte. Es posibe que sientas que constantemente te señalan o juzgan, que te ruborizas o incluso que te hace sentir mal físicamente.

Puede aparecer de la nada como un ataque de pánico o como si estuvieras a punto de tener un ataque al corazón, o como locura. Pero no estas solo, la mayoría de las personas lo experimentan en algun momento. Sin embargo si la ansiedad comienza a interferir con tu vida, sueño, capacidad para establecer relaciones o productividad en el trabajo o la escuela, es posible que tengas un trastorno más severo.

Una investigación reciente muestra que si esta condición no es tratada, puede provocar depresión, muerte prematura y suicidio, Y si bien puede conducir a consecuencias de la salud tan graves, la medicación que se receta para tratarla a menudo no funciona a largo plazo. Los síntomas a menudo regresan y ya está de vuelta en donde empezó.

¿Cómo puede ayudarme la ciencia?

La forma en que maneja las cosas en la vida tiene un impacto directo en la cantidad de ansiedad que experimentas: modificar la forma en que te enfrentas a estas situaciones, puede reducir tus niveles de ansiedad. Y estas son algunas de las principales habilidades de afrontamiento que han surgido del estudio realizado por la Universidad de Cambridge.

¿Sientes que tu vida está fuera de control? ¿Le resulta difícil tomar decisiones o comenzar? Bueno, una manera de superar la indecisión o continuar con ese nuevo proyecto es “hacerlo mal”.

Esto puede sonar extraño, pero el escritor y poeta GK Chesterton dijo que “vale la pena hacer cualquier cosa que valga la pena hacer”. Y tenía razón. La razón por la que esto funciona tan bien es que acelera su proceso de toma de decisiones y te catapulta directamente a la acción. De lo contrario, podrías pasar horas decidiendo cómo hacer algo o qué debería hacer, lo que puede consumir mucho tiempo y ser estresante.

La gente a menudo quiere hacer algo “perfectamente” o esperar el “momento perfecto” antes de comenzar . Pero esto puede llevar a la postergación, a largas demoras o incluso a evitar que lo hagamos. Y eso causa estrés y ansiedad.

En cambio, ¿por qué no simplemente comenzar por “hacerlo mal” y sin preocuparse de cómo va a salir? Esto no solo hará que sea mucho más fácil comenzar, sino que también encontrará que está completando tareas mucho más rápido que antes. Muy a menudo, también descubrirá que no lo está haciendo tan mal después de todo, incluso si lo está, siempre puede ajustarlo más tarde.

Usar “hacerlo mal” como lema te da valor para probar cosas nuevas, agrega un poco de diversión a todo y evita que te preocupes demasiado por el resultado. Se trata de hacerlo mal hoy y mejorar a medida que avanza. En definitiva, se trata de la liberación.

Perdónate y ”espera para preocuparte”

¿Eres particularmente crítico contigo mismo y con los errores que cometes? Bueno, imagina si tuvieras un amigo que constantemente señalara todo lo que estaba mal contigo y con tu vida.
Probablemente quieras deshacerte de él de inmediato.

Sin embargo las personas con ansiedad a menudos se hacen esto a sí mismas con tanta frecuencia que ya no se dan cuenta de que no son amables consigo mismos.

Entonces tal vez es hora de cambiar y comenzar a perdonarnos por los errores que cometemos. Si sientes que te has avergonzado de una situación, no te critiques: simplemente date cuenta de que tienes este impulso de culparte a ti mismo, luego abandona el pensamiento negativo y redirige tu atención a la tarea que tienes entre manos o lo que sea que estuvieras haciendo.

Otra estrategia efectiva es ” esperar a preocuparse “. Si algo salió mal y te sientes obligado a preocuparte (porque crees que te equivocaste), no lo hagas de inmediato. En cambio, posponga su preocupación: reserve 10 minutos cada día durante los cuales puede preocuparse por cualquier cosa.

Si haces esto, descubrirás que no percibirás la situación que desencadenó la ansiedad inicial como molesta o preocupante cuando vuelvas más tarde. Y nuestros pensamientos en realidad decaen muy rápido si no los alimentamos con energía .

Encontrar un propósito en la vida ayudando a otros
También vale la pena considerar cuánto de su día se pasa con otra persona en mente? Si es muy poco o nada, entonces corre un alto riesgo de tener una mala salud mental . Sin importar cuánto trabajemos o la cantidad de dinero que ganemos, no podemos ser verdaderamente felices hasta que sepamos que alguien más nos necesita y depende de nuestra productividad o amor.

Esto no significa que necesitemos el elogio de la gente, pero hacer algo con otra persona en mente nos quita el foco (y nuestras ansiedades y preocupaciones) y lo ponemos en los demás, y cómo podemos hacer una diferencia para ellos.