SUCESIÓN, PRI DE GOBIERNO A OPOSICIÓN.

15 junio 2016 | 12:50 hrs |

Final, a 168 días. Con gobernador electo activo y MORENA fuerza política en los primeros lugares. El regreso del pasado, auditoria a 12 años atrás. Más  deudas, fantasmas de empresas, proveedores, contratistas y beneficiarios imaginados  o inventados. Más fiscalizadores cómplices y encubridores de corrupción e impunidad crecientes. Más miles de millones de pesos desaparecidos. Más pobreza, hambre e inseguridad. Más debilitamiento y destrucción de instituciones.
Finalizan casi 87 años de PRI en Veracruz, cae a tercer lugar pero siguen presentes  ineptitud, corrupción y delincuencia gubernamental.

Empieza la alternancia, reconocidos  gobierno y partido aun en el poder, como sastres de los desastres. Responsables  del daño, así como de innumerables limitaciones y sacrificios de los veracruzanos.

Imposible no comentar el tema.

Más allá de los cientos de miles de militantes priistas respetables y ejemplo de la cultura del esfuerzo. Más allá de hombres y mujeres, en su mayoría humildes y nobles que creen y persisten en apoyarlo.

La evidencia hoy muestra,  un PRI en Veracruz  perdido  y hundido. Dirigencia impuesta, sin consenso y fantasma, casi muerta. Sectores y organizaciones dispersos, en agonía o más allá de la tercera y cuarta edad. Con más burocracia,  membretes y falsedades, que realidades en los comités distritales y municipales.  Militancia ignorada y abandonada. Simpatizantes desatendidos y ofendidos. Sin estrategia de comunicación ni de  vinculación y atención ciudadana y social. Sin diálogo ni debate, internos y externos; mucho menos crítica y autocrítica; y con una Fundación Colosio “zombi”, con cero actividades importantes. Estas y más causales de  derrotas son conocidas y comentadas.

Eso sí, todavía partido adicto al presupuesto,  controlado y manipulado por “los de arriba”, burócratas y gobernantes inadaptados o desmemoriados.

Además, alejado de las bases y de la misma realidad, entre otras, como consecuencia de  la reducción o eliminación de “la sana distancia” que deslindaba o limitaba toda supuesta relación de incondicionalidad, obediencia servil o abyecta, al que dice que manda, o mandaba.

OPOSICIÓN RESPONSABLE Y ACTIVA.

Las razones principales no pueden ignorarse ni minimizarse, Antes que todo, hay que atender necesidades básicas y rezagos de los veracruzanos, así como  innumerables problemas y conflictos que aumentan y  complican.

Pero además, si hoy se reconoce que viviremos en la Democracia, entonces hay que fortalecerla cuanto antes.

Imprescindible contar con ciudadanos y sociedad exigentes y participativos;  gobiernos legitimados y eficientes;  medios y comunicadores responsables y  de auténtico compromiso público y social; organizaciones y representaciones empresariales, sociales, sindicales, asociaciones civiles y organismos no gubernamentales  auténticas e independientes; y, desde luego,  organismos y partidos políticos en verdad representativos y activos, no membretes ocurrentes o franquicias disponibles al mejor postor, ni concesiones personales, familiares o de grupo.

“Partidocracia” junto con hampa electoral, no pueden ni deben sostenerse ni aceptarse.

De ahí que  obligada  llamar la atención, para considerar la importancia de organizaciones y partidos políticos en la Democracia.

En principio, nunca olvidar que la pluralidad política es esencial e insustituible; más cuando se elige o nombra gobierno.

Cuando los electos entran en operación, crece la importancia de la necesaria oposición presente y actuante, frente a quienes están a cargo.

Imprescindibles e inseparables. Posición y oposición, una y otra, o incluso oposiciones si existen más opciones.

¿Qué va hacer el PRI, seguir en la simulación, alimentándose de las fantasías de la abyección y el servilismo con quienes gobiernan? ¿Alejándose, todavía más  de las causas populares y abandonando la contienda, el debate y la participación pública?

HECHANDO A PERDER, SE…

Si de analizar y comentar se trata, quienes todavía están a cargo del gobierno del estado y del PRI (incluyendo por supuesto al nacional), tienen mucho más que aprender y hacer.

Empezando por su ineludible decisión de actuar con dignidad y renunciar a los cargos partidistas; y en caso de los que aún siguen en el gobierno agonizante, como no es conveniente ni procedente que lo abandonen, lo más aconsejable es que se preparen a entregar y no a obstaculizar, a partir del simple hecho de enfrentar sus responsabilidades bajo la premisa elemental de que, “el que nada debe nada teme”. En todo caso, en unos meses es ineludible que tendrán que entregar y ponerse a disposición.

En cuanto a la pregunta partidista inicial, ¿Las dirigencias están en verdad dispuestas a hacerlo y facilitar cambio y renovación?

O, como siempre, van a simular y hacer como que hacen, para seguir con el control de un partido que, ya está prácticamente en muchos estados, en la oposición.”.

¿Hasta dónde, lo que se hizo fue causar y aumentar la distancia con  sus militantes y simpatizantes, y la población en general? ¿Por qué lo que se alentó y produjo fue  impedir libre participación,  autocrítica y autoevaluación?

Ante tantos daños, pérdidas y retrocesos sociales, Ante tanta injusticia, inseguridad e incertidumbre ¿Dónde está la voz y reclamo partidista?
Temas, junto con muchos otros,  de interés individual y colectivo, de diálogo y debates públicos, de acuerdos y desacuerdos que hasta hoy están ausentes en foros internos; y  solo de apariencia o de promoción personal, en los espacios públicos.

Temas de actualidad y trascendencia en toda Democracia. Más importante en elecciones, y no sólo de distracciones mediáticas.
Experiencia propia y ajena, repetida hoy, aquí y en muchas partes.
Empezar por recordar que quienes gobiernan y el partido que los postula, apoya y alienta son, en gran parte, responsables y culpables de lo que se padece, sufre y aguanta. Urgente, la revocación de mandato en los nuevos gobiernos.
Pero sobre todo, poner atención y acción inmediata a cinismo y prepotencia, para impedir que responsables y causantes de desastres sigan causando daños y privaciones.
Cierto, a muchos la Historia juzgará; pero más deseado, es que  justicia y ley los alcance y someta ahora.

Urge  inmediato control de daños y remediación o corrección de afectaciones y consecuencias.
Atención eficaz y oportuna a necesidades y rezagos de la población; y, solución oportuna a problemas y conflictos sociales.
Insistir y señalar a responsables y culpables, por costosos sacrificios y privaciones,  padecidos por millones de veracruzanos.
*AcademicoIIESESUV@RafaelAriasH.Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasHdez