Su novio la mutiló con ácido y hoy es candidata

La vida de Lucia Annibali cambió en cuestión de segundos cuando su exnovio ordenó desfigurar su rostro

3 marzo 2018 | 21:12 hrs | El Debate | Mundo

Italia.- Lucia Annibali era una joven abogada cuando en 2013 su exnovio ordenó rociarla con ácido, desfigurando su rostro para destrozar su vida pero, lejos de ello, ahora se presenta a las elecciones del próximo domingo en Italia y en una entrevista a Efe confiesa poder llevar así su mensaje de superación ante la violencia.

Annibali, de 40 años y que lleva aún en su rostro las terribles marcas que le causó el ácido sulfúrico, se ha convertido en un símbolo de superación en un país donde 120 mujeres mueren de media cada año por la violencia machista.

Lucia Annibali. AFP

 

Por ello este año decidió dar el gran paso y tras ser asesora desde 2016 en el departamento de Igualdad de Oportunidades, se presenta con el Partido Demócrata (PD) como candidata en la ciudad de Parma para entrar en el Parlamento y ocuparse de los asuntos de violencia machista “con mayor fuerza de decisión”.

Habla con Efe en un momento de descanso de la campaña electoral que asegura que ha sido “una gran experiencia” que le “ha enriquecido y formado”.

Aunque asegura que nunca habla directamente en sus mítines de aquella tarde del 16 de abril cuando dos albaneses a los que su exnovio, con quien había roto hacía tiempo pero que la seguía atormentando, pagó 2,000 euros para que la atacasen a la entrada de su casa, en Pesaro, pero cree que su dura experiencia le ayuda a entender “el sufrimiento”.

“En realidad no hablo de ello, he preferido afrontar lo que he vivido de una manera personal, pero sí partiendo de la tragedia he intentado construir mi vida desde una dimensión de normalidad y comprometerme desde el punto de vista profesional con las personas que han sufrido”, explica.

Reconoce que el inmenso dolor de aquella tarde, de los muchos meses que pasó después hospitalizada y de las 20 operaciones que ha sufrido y su historia de superación pueden ayudar “a comunicar un mensaje importante”.

“Una persona que sufre violencia puede conservar su inteligencia, su propia personalidad y sus capacidades. No es una víctima sino una persona que tiene su opiniones y que puede adquirir de nuevo su libertad”, asegura.

El líder del PD, Matteo Renzi, al hablar de su lista de candidatos aseguró que la “mejor y más bonita apuesta para estas elecciones era la de Lucia Annibali” y ella se ha dedicado en estos meses de campaña “a recordar a los ciudadanos que sufren que el Gobierno se ha empeñado y ha proporcionado recursos importantes y que en los próximos años serán implementados”.

Sin embargo, señala que los últimos casos de feminicidio, como el del pasado miércoles cuando un carabinero disparó a su esposa, hiriéndola de gravedad y después mató a sus dos hijas pequeñas, a pesar de que la mujer había denunciado, “exige un mayor compromiso para mejorar todo lo que no está resultado eficaz y para dar una respuesta inmediata y más adecuada”.

Los últimos estudios en Italia como el realizado por el Instituto de Estadísticas muestra que solo el 11.4 % de las mujeres que confiesan haber sufrido violencia han denunciado.

Por ello su terrible vivencia pero también su experiencia como abogada, explica Annibali, puede ayudar a comunicar a las mujeres que sufren violencia de “que tienen que pedir ayuda” y por otra parte pedir a quien se ocupa de ello de “no incentivar la desconfianza porque así no se ayuda”.

A pesar de los últimos esfuerzos, Annibali reconoce que “Italia tendría que ser un país mucho mejor para las mujeres”.

“Desde el punto de vista cultural sigue habiendo mucho machismo y también en todos los puestos de poder, además de existir aún lugares comunes y estereotipos sobre las mujeres que sufren violencia”, asegura.

Annibali espera que en el próximo Gobierno se pueda crear un Ministerio de la Igualdad de Oportunidades que daría “mucha más fuerza al tema de la violencia” pero también a otras cuestiones como la trata de personas o potenciar la presencia femenina en el mundo empresarial.

A la pregunta de si ella sería una buena ministra de Igualdad de Oportunidades, Annibali deja escapar una carcajada y solo añade uno de los lemas que le han ayudado en estos cinco años de recuperación: “Yo solo digo, que siempre hay que mirar adelante”.

Nota de origen