‘Stealthing’, la nueva peligrosa moda sexual

Es una nueva práctica sexual ilegal que se ha convertido en una tendencia

Imagen ilustrativa
28 abril 2017 | 13:52 hrs | Agencias

Estados Unidos.- No todas las nuevas tendencias que son difundidas en internet sobre sexo son seguras, tal es el caso de stealthing una práctica que se ha puesto de moda, pero que pone en riesgo la vida y la salud de miles de mujeres y hombres que lo practican.

Según HuffPost Reino Unido, Alix Fox, experto de Durex explicó que el stealthing se ha convertido en una práctica sexual de moda, en donde una pareja tiene relaciones sexuales y minutos antes del coito el hombre se quita el condón sin el consentimiento de su pareja, dicha tendencia se ha generado en sexo vaginal y anal.

Alexandra Brodky en su columna publicada la semana pasada en HuffPost en Estados Unidos alerta sobre el crecimiento de esta peligros práctica entre la comunidad heterosexual y homosexual, ya que asegura que existe comunidades online (de depravados) que defienden la práctica de stealthing, “como un derecho del hombre a expandir su semilla”.

Con este estudió Brodsky, busca luchar contra las formas de abuso que no están consideradas como parte de la violencia sexista; y asegura que al practicar stealthing se ejerce la misma misoginia y falta de respeto, esto pudo constatarlo desde 2013 al detectar que muchas de sus amistades habían sido violadas de esta forma.

Legalmente el stealthing sería considerado como abuso sexual, según la Ley Orgánica 10/1995 del 23 de noviembre del Código Penal, en su artículo 181 del capítulo II que señala lo siguiente: “El que, sin violencia o intimidación y sin que medie consentimiento, realizare actos que atenten contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona, será castigado, como responsable de abuso sexual, con la pena de prisión de uno a tres años o multa de dieciocho a veinticuatro meses”.

“Claro que viola el consentimiento condicionado: existe una enorme diferencia entre acceder a practicar sexo con condón y acceder a hacerlo sin él. En el primer caso se trata de sexo con protección, mientras que el segundo te expone a las enfermedades de transmisión sexual que la otra persona tenga, como el VIH, que pone en peligro la vida, o los herpes crónicos, además de a un embarazo no deseado”, comentó la experta británica Tracey Cox explica al HuffPost Reino Unido.