Sri Lanka declara el estado de emergencia por los enfrentamientos entre budistas y musulmanes

El Ejecutivo ya anunció el lunes el despliegue la unidad de élite de la Policía, apoyada por unos 200 militares, para contener la ola de violencia en Kandy

7 marzo 2018 | 9:43 hrs | Europa Press

El Gobierno de Sri Lanka ha declarado este martes el estado de emergencia por los enfrentamientos que se han producido los últimos días entre la mayoría budista y la comunidad musulmana en el distrito de Kandy, en el centro de la nación asiática, y que han dejado ya dos muertos.

“En una reunión especial del Gobierno se ha decidido declarar el estado de emergencia durante diez días para prevenir la propagación de los enfrentamientos entre comunidades a otras partes del país”, ha dicho el portavoz gubernamental, Dayasiri Jayasekara, a Reuters.

Además, Jayasekara ha indicado que las autoridades han decidido emprender “fuertes acciones” contra quienes están instigando a la violencia a través de las redes sociales.

El Ejecutivo ya anunció el lunes el despliegue la unidad de élite de la Policía, apoyada por unos 200 militares, para contener la ola de violencia en Kandy.

Las tensiones entre ambos grupos religiosos se reavivaron el pasado domingo, durante un funeral por un conductor de camión de la mayoría budista que murió en un altercado con cuatro musulmanes. Desde entonces se han producido ataques recíprocos y este martes la Policía ha encontrado el cadáver de un joven musulmán en una casa incendiada.

Facciones extremistas acusan a los musulmanes de forzar conversiones al islam y atacar sitios arqueológicos budistas. El año pasado se registraron hasta 20 ataques contra musulmanes, que representan al nueve por ciento de los 21 millones de habitantes que tiene Sri Lanka –el 70 por ciento son budistas–.

Tanto el presidente, Maithripala Sirisena, como el primer ministro, Ranil Wickremasinghe, han prometido una mayor protección para las minorías religiosas y étnicas.