Solidaridad salvavidas

20 septiembre 2017 | 12:49 hrs | √Āngel √Ālvaro Pe√Īa

El sismo de 7.1 grados Richter que se registró en la capital del país, arrojó el testimonio de una solidaridad consolidada que los mexicanos llevamos en la sangre. Los capitalinos abandonaron su cotidianidad para asomarse a los desastres, pero no como observadores pasivos, sino como protagonistas que deben transformar la realidad adversa.

Aliento y esperanza fueron las palabras que sustituyeron a otras dos, tragedia y desastre. Porque quienes estaban afectados por el sismo, sabían que las diferentes instancias de la sociedad mexicana, incluyendo, desde luego a la población, responderían a ese llamado silencioso pero contundente de quienes se vieron afectados directamente por los efectos de la fuerza de la naturaleza.

Apenas días antes se mostró una intensa actividad de solidaridad con las más de 500 mil personas afectadas por el temblor del 7 de septiembre, desde diferentes puntos de la geografía nacional. La población estuvo atenta de los sucesos en los estados de Chiapas y Oaxaca, donde fueron más graves las consecuencias dejando en el desamparo a cientos de familias vulnerables por su condición económica y por su ubicación en el centro de la furia de la naturaleza.

El territorio nacional se ha visto afectado muy severamente por la naturaleza, lluvias intensas, huracanes, temblores, todo esto arremete contra la población más pobre de México que fue objeto de fenómenos que arrancaron a miles de personas de sus casas, escuelas, hospitales, trabajos.

Las autoridades no se quedaron atrás, si bien la gente tomó por asalto los trabajos de los edificios afectados, la disciplina y la metodología requieren de un orden y esto lleva tiempo para asistir a las personas en peligro.

Se habla del n√ļmero de v√≠ctimas, pero hemos olvidado contabilizar el n√ļmero de personas salvadas, de los rescatados, de los que pudieron huir de la muerte a tiempo.

El jefe de Gobierno, Miguel √Āngel Mancera, declar√≥ en emergencia a la Ciudad de M√©xico e inform√≥ cerca de la medianoche, que a√ļn hay v√≠ctimas atrapadas en los escombros de 44 edificios que colapsaron.

Refirió que en toda la ciudad se desplegó a un mando o titular de área de las dependencias capitalinas, para que atiendan de primera mano la emergencia.

Se design√≥ a 50 mil elementos de la Secretar√≠a de Seguridad P√ļblica, Protecci√≥n Civil capitalina, de la Procuradur√≠a General de Justicia y de otras dependencias para efectuar labores de remoci√≥n de escombros y atenci√≥n a la poblaci√≥n.

Explic√≥ que se trabaj√≥ en los 44 puntos de la urbe que presentaron da√Īos, a fin de brindar el apoyo necesario. En tres puntos se registraron incendios.

Todos los hospitales, tanto de la administración capitalina como federales, operaron con normalidad y brindaron atención a los heridos.

Autoridades y población actuaron no sólo simultáneamente sino de manera coordinada.

 

En la capital del pa√≠s la L√≠nea 12 del Sistema de Transporte Colectivo fue la √ļnica que present√≥ da√Īos debido al descarrilamiento de un tren; sin embargo, no hubo lesionados.

Aproximadamente dos millones de personas se quedaron sin luz durante al menos tres horas.

La Policía Federal apoya en labores de seguridad perimetral en los edificios colapsados; la Secretaría de Marina realiza labores de rescate y supervisión en una escuela que colapsó ubicada en avenida de la Virgen y División del Norte.

La falta de luz y de transporte colapsó las principales avenidas de la delegación Coyoacán.

Ante esta panor√°mica, la solidaridad de una sociedad incansable se mostr√≥ desde el momento en que termin√≥ el movimiento tel√ļrico, y sin descanso e infundiendo aliento y esperanza siguieron toda la noche apoyando a la poblaci√≥n afectada por el temblor.

En diversas delegaciones se habilitaron centros de acopio de víveres y refugios temporales para los damnificados del sismo.

El sismo dej√≥ decenas de edificios derrumbados, heridos y al menos, hasta el momento, 216 muertos: 71 de ellas en Morelos,¬†86 en la Ciudad de M√©xico, 43 en Puebla, 12 en el Estado de M√©xico, 3 en Guerrero y 1 en Oaxaca. El sismo coincidi√≥ con el 32 aniversario del poderoso terremoto que caus√≥ miles de muertos en 1985 y apenas dos horas despu√©s de un simulacro de un movimiento tel√ļrico en todo el pa√≠s.

Los puntos negativos ocuparon dos vertientes, el primero fueron los anuncios enviados por las redes sociales que anunciaban más sismos, todos ellos con peores consecuencias que los anteriores, incluso mensajes que con contenido religioso intentaban atemorizar más a la gente; el otro, radica en la vulnerabilidad de los edificios de gobierno que fueron los que sufrieron mayor deterioro, como una muestra de que la corrupción invadió la manera en que fueron construidos.

A causa del sismo se suspenden las clases en las escuelas p√ļblicas y privadas en la Ciudad de M√©xico, Puebla, Morelos, Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Tlaxcala, Estado de M√©xico, Hidalgo y Michoac√°n, as√≠ como en las instalaciones del IPN y la UNAM.

Tras la heroica batalla de autoridades y sociedad está una tragedia que mueve a la acción y también conmueve. La imagen de un padre cargando su hija muerta, en el desastre del Colegio Enrique Rébsamen, al sur de la ciudad, conmocionó al mundo entero. La sangre de los mexicanos pinta color solidaridad. PEGA Y CORRE. РFidel Herrera Beltrán, no asistió a la cita que tenía el 18 de septiembre en la Fiscalía General del Estado de Veracruz para declarar por una carpeta de investigación abierta contra él, por el presunto uso de medicamentos clonados durante su administración. Mandó a su abogado.

Dudas y comentarios, escríbenos a:
angelalvarop@hotmail.com
Twitter @politicosad 

*Esta es opinión personal del columnista