Sistema Penal mexicano y colombiano

25 junio 2017 | 18:53 hrs | Por Tomás Mundo

Tuve la enorme fortuna de asistir el pasado 12-16 de junio, a la bella ciudad de Medellín, Colombia a la “Pasantía Internacional. Técnicas Especiales de Interrogatorio y Contrainterrogatorio”.

Pasantía cuya organización estuvo a cargo de CESJUL, CENTRO DE ESTUDIOS SOCIO JURÍDICOS LATINOAMERICANOS de Medellín, cuyos responsables directos fueron los Doctores Rubén Acosta, Director Nacional de CESJUL, y el Dr. Jovanny Boss, director de Cesjul Medellín, que dicho sea de paso, fue una excelente organización, pues recibir a 160 abogados de 10 países, organizar hospedaje, alimentos, y sobre todo, el curso académico, no era tarea fácil, en eso radicó el éxito de la buena organización, y en la calidad de los ponentes.

Quien encabezó las clases de la Pasantía fue el Dr. Andrés Baytelman, cuyo prestigio como docente representaba una fuente de trasmisión de conocimientos para muchos de nosotros.

Otra de las gratas sorpresas fue que varios abogados Colombianos, litigantes, ponentes fueron los principales trasmisores de su expertiz, pues Colombia goza de varios años de aplicación y práctica de la Reforma Penal adversarial.

Colombia ya se encuentra en la tercera etapa de implementación de la reforma penal de corte adversarial, que es la CONSOLIDACIÓN, nosotros, México, en la primera, que es la implementación.

Las técnicas de Interrogatorio y Contrainterrogatorio de los Colombianos arrojaron mucha luz, para poder aplicarlo con éxito en México.

Por ejemplo, en el interrogatorio directo normalmente se objetan preguntas, per sé objetables, tales como preguntarle al testigo: “ dígale al jurado que esta señora es su madre” por supuesto que es objetable según las reglas del interrogatorio, pero no se debe perder el tiempo objetando algo que con otra pregunta se salva y no influye en nada el cambiar la pregunta.

Otro tema, fue que muchos en México creen que el Contrainterrogatorio es repetición del Examen directo de testigos, y allá vimos que no, el abogado defensor debe y puede salirse de el examen directo, no solo hacer preguntas de lo que el testigo acaba de decir en juicio, pues el objetivo del Sistema Adversarial es la búsqueda de la verdad.

Nada es cierto si no pasa por el test de la CONTRADICTORIEDAD.

Nada es cierto a priori.

No hacer lo anterior, solo estaríamos frente a una poesía Constitucional.

Son 5 los objetivos del Contraexamen:

1.- Desacreditar al testigo

2.- Desacreditar su testimonio

3.- Acreditar prueba material

4.- Obtener inconsistencias

5.- Acreditar nuestras propuestas fácticas

Esto es precisamente lo que distingue a los buenos abogados, los que se inclinan por la Filigrana Jurídica, son los que se capacitan con la gente correcta.

En esa Pasantía encontré la respuesta a expresiones infundadas y cargadas de una gran ignorancia legal por parte del Jede de la ciudad de México, cuando dijo que como presidente de la CONAGO (Conferencia Nacional de Gobernadores) pediría se analice la posibilidad de regresar el sistema de justicia inquisitivo, toda vez que culpaba al Sistema Adversarial de que los Jueces de la Ciudad de México soltaran a los delincuentes (sic).

Lo que demostró el Jefe de Gobierno es una total ignorancia de la reforma penal, y por el contrario, pretende una involución de la aplicación de la ley penal, una regresión de muchos años a casos de impunidad y abusos por parte de las autoridades.

Y pude darle respuesta, la respuesta está en la buena capacitación, no en una capacitación cualquiera, si no buena capacitación como la que recibimos en el CESJUL MEDELLÍN.

Pues pude decirle al jefe de gobierno que si no tiene fiscales capacitados va a tener un tremendo problema: van a llevar ante la justicia a inocentes, que no solo perjudicarán a ellos, si no a su familia; Por el contrario, si liberan a probables responsables, precisamente por esa mala capacitación, van a afectar no solo a la víctima si no, al dejarlo libre, a otras posibles víctimas.

Creo que en Veracruz, estamos en esta primera fase, la implementación, ojalá las autoridades estatales den el primer paso de buscar capacitar correctamente tanto a fiscales como a jueces.

*Esta es la opinión personal del columnista.