Si leyeras un libro en vez de estar en la redes, en un año podrías leer 200 libros

Una de las cosas más importantes para alcanzar el éxito es leer 500 páginas de libros al día

2 enero 2018 | 11:06 hrs | Xataka Ciencia | Ciencia y Tec

Hace un tiempo comentábamos los consejos de Warren Buffet para aprovechar tu valioso tiempo. Él también ha señalado que una de las cosas más importantes para alcanzar el éxito es leer 500 páginas de libros al día (aunque no puntualiza de qué clase de libros habla).

Pero ¿cómo leer tanto? ¿De dónde sacar tiempo? Irónicamente, nos sobra el tiempo. Solo así se entiende que todo el tiempo que invertimos hoy en día en las redes sociales, si se invirtiera en leer, nos daría la cifra de lectura de 200 libros anuales.

 Tiempo

¿Cuánto tiempo toma leer 200 libros al año? El lector promedio lee 200-400 palabras por minuto. Los libros de no ficción típicos tienen 50.000 palabras. Ahora, todo lo que necesitamos son algunos cálculos rápidos:

  • 200 libros x 50.000 palabras / libro = 10 millones de palabras
  • 10 millones de palabras / 400 palabras por minuto = 25.000 minutos
  • 25,000 minutos / 60 = 417 horas.
Book 1421097 960 720

Es decir, que para leer 200 libros hacen falta 417 horas. Ese tiempo parece inalcanzable. Una barbaridad de tiempo del que no disponemos. Sin embargo, observemos con perspectiva en qué invertimos nuestro tiempo libre:

  • 608 horas en las redes sociales
  • 1642 horas en TV.
  • Total: 2250 horas al año.

Si todas esas horas se dedicaran a leer, ¡se podrían leer más de 1.000 libros al año! En otras palabras: la razón por la que leemos tan pocos libros al año nada tiene que ver con la falta de tiempo, sino por la falta de voluntad, falta de concentración, falta de interés y un largo etcétera.

Estamos rodeados de adicciones, de tentaciones, de consumidores de tiempo libre. La forma más eficaz de leer más libros no consiste en buscar más tiempo, sino en buscar un ambiente en el que tales tentaciones estén minimizadas. Par forjar buenos hábitos de lectura hay que perseguir tales ambientes: apagar el móvil, acudir a bibliotecas, aprovechar el viaje en tren, tener siempre libros a mano para los tiempos muertos.

Leer libros no es la panacea. No todo el mundo necesita leer para ser feliz o alcanzar sus objetivos. Sin embargo, habida cuenta de lo expuesto, las excusas que esgrimimos para no leer deberían ser otras, no la falta de tiempo. Hay tiempo para leer. Casi siempre lo hay. Y si leémos más, quizá, y solo quizá, descubramos todo un universo de pensamientos, conocimientos, conexiones y aclaraciones a las que nunca habríamos tenido acceso.