Si el pezón sufre estos siete cambios acude al médico

Foto: web
26 septiembre 2017 | 13:39 hrs | Soy Carmin

Cada mujer es distinta y evidentemente, esta zona del cuerpo también varía en cada cuerpo. Hay pezones de muchos tamaños y colores y debes saber cuál es su estado natural. Si presentas cambios últimamente en esta área, debes leer esto ya que puede representar un problema en tu salud.

El pezón es la protuberancia destinada a la lactancia de los bebés. La areola varía según el tono de piel de cada mujer y el estado hormonal. Durante el embarazo y/o en los primeros meses del mismo, la areola luce más oscura. Pero si presentas cambios de color y tamaño sin esperar a un bebé o estar amamantando, debes poner alerta ante esta situación.

Estos son algunos de los cambios que podrían indicar algún problema de salud manifestándose a través de esta zona.

Irritación

Si sientes alguna molestia o irritación pero se calma cuando te quitas el sostén, podrías padecer “pezón del corredor”.  Este se manifiesta cuando el pezón hace fricción contra la ropa y se irrita. Si es así, opta por prendas de algodón y fresca.

Sangre

Si notas que esta zona te sangra, debes acudir de inmediato al médico, ya que se podría tratar de alguna infección del tejido mamario, carcinoma o papiloma. Algunas mujeres presentan sangrado a la hora de amamantar a su bebé; en este caso, puedes buscar un especialista en lactancia.

Dolor

Es común que cuando llega el periodo presentes malestar en esta área; sin embargo, si estás en un momento en el que no estás menstruando y el dolor es constante, debes tener cuidado, ya que se podría tratar de algún tipo de herpes o reacción de algún medicamento. Para que salgas de dudas, es mejor que acudas a tu médico.

Líquido

No es normal que produzcas líquido a excepción de que tengas un parto reciente. Existen medicamentos como antidepresivos, anfetaminas, antipsicóticos, etcétera; que también podrían provocar la supuración de líquido; pero si no estás tomando ninguno de esos medicamentos ni tampoco estás embarazada y aún así presentas este problema, debes tener cuidado.

Acude lo más pronto posible con un especialista, se podría tratar de hipotiroidismo o un tumor.

Enrojecimiento

Si tus pezones se tornan rojos, podría tratarse de ectasia ductal, un mal que se presenta comúnmente en las mujeres cercanas a la menopausia. La ectasia se puede derivar en una mastitis o infección en el seno; por lo que es recomendable acudir al médico si presentas este problema.

Aftas

Las aftas suelen aparecer en el periodo de amamantamiento debido a que el bebé puede transmitir algunas bacterias a dicha zona por el humedecimiento que se produce durante su alimentación lactante. Pero si no es tu caso, podría tratarse de una infección.

Pezones invertidos

Si tus pezones son así desde tu nacimiento, no hay problema; pero si presentas esta anomalía de repente, podría tratarse de CÁNCER DE MAMA, así que acude lo más pronto posible a tu médico, podrías prevenir muchos problemas. Recuerda que la prevención es la clave y tu salud es primero.