Secta de Neza podría estar mutilando y degollando perros callejeros

La crueldad hacia los animales, aseguran los amantes de las mascotas, va en incremento

Foto: Web
17 julio 2018 | 19:21 hrs | Excelsior

Ciudad de México.- Primero fue ‘Blanquita’, a quien le dispararon cuando paseaba por Papalotla, y después siguió ‘Palomo’, a quien que le cortaron el cuello y la lengua en Nezahualcóyotl.

Ahora les cortan la pata izquierda a los perros callejeros en Chimalhuacán.

Alejandra Buendía Díaz, rescatista de mascotas, explicó que a ‘Negrito’ y ‘Canela’, como les llama de cariño, los encontró sobre la avenida del Peñón caminando de manera extraña.

Un amiguito de aquí del gimnasio es quien me apoyó a rescatarlo. Como soy amante de los perros me rompió el corazón. No sé qué esté pasando. He visto mucha crueldad últimamente con los perritos”, platicó Buendía.

Ambos perros no tenían parte de la pata izquierda; el corte fue a la misma altura y de la misma forma.

La crueldad hacia los animales, aseguran los amantes de las mascotas, va en incremento, pues en los últimos días en Nezahualcóyotl una perrita fue decapitada.

Edgar Abraham Castillo, director de protección animal de Camada Nitin Neza, explicó que el 25 de junio del 2018 hallaron a un perrito decapitado y sin parte de las patitas en la calle Lindavista y Sara García, cerca del parque del pueblo. Estaba atado con un lazo de rafia. Calles más adelante trataron de degollar a otra perrita maltés de color negro. Al rescatarla presentaba cortes en la garanta.

Asociaciones defensoras de animales y vecinos alertan que podría tratarse de una secta, pues los cortes que presentan los animales son todos iguales.

Esta situación se ha acentuado en los municipios de Nezahualcóyotl, Los Reyes y Chimalhuacán.

Como es el año del perro siento que la gente hace muchas maldades. No sé que mentalidad tengan, sobre todo con unos animalitos tan indefensos”, apuntó Alejandra Buendía

Ante esta situación, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México se coordina con la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente (Propaem) para tratar de dar con el paradero de los responsables de las agresiones hacia los perritos.