Secretario Osorio: ¨Que pena me da¨

14 junio 2017 | 17:18 hrs | José Miguel Cobián

Me enteré de que vino usted a Veracruz para encabezar la mesa de alto nivel para definir acciones contra la violencia de género en Veracruz. Quizá para usted esto sea un acto de precampaña política, y para nuestro gobernador el orgullo de recibirlo una vez más en nuestro estado, pero ¿se da cuenta usted del mensaje que manda a la población?.

En mi calidad de ciudadano veracruzano, yo esperaría de las autoridades federales, estatales y locales la garantía de que no habrá más muertos en mi estado. No me importa si quien muere es hombre, mujer, niño, niña, periodista o simple ciudadano. SIMPLEMENTE NO DEBE DE HABER MAS MUERTOS EN EL ESTADO.

El establecer la mesa a la que usted vino a Veracruz, no me resuelve nada, simplemente me suena a una distracción más, para ese universo de ciudadanos dolidos e impotentes que no tenemos ninguna posibilidad de defendernos, y mucho menos, ante la impunidad vigente, tampoco tenemos la mínima posibilidad de esperar justicia, ya que la incapacidad del estado es manifiesta en todas las estadísticas de criminalidad en el país.

Sabe usted que el Sr. Mireles es un héroe para muchos mexicanos, porque a pesar de las leyes que nos obligan a estar inermes esperando el abuso o la muerte, en total indefensión, él y muchos como él optaron por defenderse a sí mismos. Ya que sabemos todos los mexicanos, que no se combate el delito, que la impunidad reina y no sólo eso, que los funcionarios públicos buscan una y otra vez distraer a la opinión pública, con renovaciones del sistema penal, y con mesas de trabajo. Lo único que no hacen es cumplir con su deber. Lo único que esperamos los veracruzanos es que las autoridades funcionen. Que intenten por primera vez en la historia ser eficientes.
Todos sabemos de la incapacidad e ineptitud de los ministerios públicos y de sus grupos de investigación, además de sus precios en el mercado mexicano. Sabemos también que los jueces son mercancía que se puede adquirir también. Vemos con mucha tristeza que el enorme presupuesto de la Secretaría de Seguridad Pública estatal no se utiliza para proteger a los ciudadanos. Estamos hartos de la violación sistemática de nuestros derechos humanos. Estamos hartos de que nos digan, nos platiquen, nos cuenten, y al final del día no vemos un solo resultado tangible.

Quienes tenemos conocidos en las áreas de seguridad pública, conocemos las carencias con las que trabajan los responsables de la seguridad ciudadana. No me refiero a la nula labor de inteligencia, a la nula investigación, a la nula prevención del delito, porque eso, que serían los mínimos requerimientos para una institución como la SSP de Veracruz, sabemos que es demasiado pedir.

La atención de la autoridad está en otro lado. En la elección del 2018, en la que usted mismo señor secretario está involucrado. Los negocios a la sombra del presupuesto federal, estatal, municipal. El ejercicio del poder y los placeres que conlleva. Fuera de eso, esperar que el futuro de Veracruz como estado, la perspectiva de un mejor nivel de vida para la población, eso, esto está fuera del radar de nuestras autoridades, eso parece que no es importante para nadie.

A usted le compete la seguridad interna de México. El nuevo sistema penal acusatorio, surge porque el ministerio público no sabe investigar y los policías son torturadores. Entendemos que es mejor que haya delincuentes en las calles, a que haya inocentes detenidos. Pero también a usted le compete luchar en el escaso tiempo que le queda en su puesto por mejorar lo que el pueblo de México exige a gritos. Sobre todo si se considera como posible presidenciable. Ya que las estadísticas jugarán en su contra en la próxima elección de presidente de la República. Y le menciono las estadísticas de criminalidad, porque quizá eso si le interese, ya que lleva varios años en el puesto y no hemos visto mejoría simple y llanamente por el interés de cumplir correctamente con su función.

Quizá a muchos ciudadanos se les puede engañar durante un tiempo, pero no será para siempre. Si el gobierno federal, si los gobernadores, y si los alcaldes no cumplen su función, tarde o temprano serán rechazados en el juicio popular el día de la elección.

A usted y a todos los servidores públicos les digo que ya es tiempo de que dejen de pensar en sí mismos y en sus propios intereses. Ya es tiempo de que hagan una limpia y sacudan el polvo de los ineptos, los recomendados y los mediocres en sus oficinas. Ya es momento de comenzar a pensar en México, aunque suene a algo raro y extraño, pues todavía habemos mexicanos que consideramos que la Patria es Primero. Y por ende, todos y cada uno de los habitantes de nuestra nación son primero, antes de los intereses mezquinos y espurios de quienes ostentan el poder para aprovecharse del poder para su propio beneficio.

México no aguanta más simulación. México no aguanta más engaños. No jalen tanto la liga, recuerden que se puede romper y si se rompe, perdemos todos.

Como ciudadano mexicano, le ruego ya no presidir mesas que busquen evitar un tipo de asesinato, mejor dedique su tiempo y el de sus subalternos para evitar TODO tipo de asesinato. Para evitar que el abuso y el crimen sean tan rentables en nuestro país. Y aproveche su amistad con el nuestro gobernador, para que tenga estas mismas metas para Veracruz.

www.josecobian.blogspot.mx elbaldondecobian@gmail.com @jmcmex

*Esta es opinión personal del columnista