¡Se va! ¡se va, se fue!

17 octubre 2019 | 0:00 hrs | Marcos Cruz Morales | Columnistas


LAVADEROS

Por El Tlacuilo

Carlos Romero Deschamps resultó ser más prudente que su antecesor Joaquín Hernández Galicia.

A ambos los une un factor común, “no estar en el ánimo del presidente” en turno.

Así que después de tener las riendas del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) desde 1993, Deschamps “decidió” renunciar y dejar el campo abierto para que su emporio sea ocupado por otro grupo político.

Deschamps casi logró igualar a “La Quina”, quien logró sostenerse a través de cinco sexenios al frente de ese gremio; pero se le cebó; aunque quizás en lo que sí logro superarlo es en riqueza, disfrute del poder y soberbia.

El PRI pierde un importante baluarte; debe estarle doliendo hasta el alma; pues lo que parecía amarrado hasta el 2024 (que concluiría el nuevo periodo para el que fue reelecto Deschamps), se acabó ya, de súbito y sin retorno ¡Lástima Margarito!

ROMERO Y SU ROMERÍA

El presidente López Obrador no le dijo un “adiós”, sino un “hasta luego” a Romero Deschamps; pues previo a su renuncia formal le recordó las investigaciones que tiene en su contra la Fiscalía General de la Republica.

Los actos de corrupción que le fueron descubiertos a Romero durante su vida como Secretario General del Sindicato han sido escandalosos y multimillonarios; empezando por el “Pemexgate” del 2001 en donde desvió 500 millones de pesos a favor del primer candidato perdedor priista Francisco Labastida.

Ni el líder ni su familia ocultaron nunca su forma de vida ostentosa; entre jets privados, yates, residencias de lujo y hasta el famoso Ferrari de 2 millones de dólares que obsequió a su hijo.

Usted que opina, que con irse le será suficiente para el perdón y el olvido, o lo van perseguir con pellizco incluido a su patrimonio.

CONTRA LA PARED ROMERO

El Líder Petrolero deja el cargo teniendo sus cuentas bancarias y las de su familia congeladas y con una investigación abierta por parte de la FGR por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero; delitos en los que se involucra incluso a seis de sus familiares.

Una cosa está dejando en claro López Obrador, que aquellos que se decían poderosos y con todos los hilos para incendiar el país si la justicia los tocaba mentían, solamente alardeaban; que el respaldo absoluto del que se jactaban no existe y que estaban en la cúspide política, pero en realidad ya se habían ido.

En Veracruz ha sucedido lo mismo desde hace tres años; los patriarcas fueron echados fuera y ni tan siquiera metieron las manitas.

LA TULA QUE MECE LA CUNA

Ahora que Clementina (Tula) Guerrero tuvo que dejar la Tesorería del Ayuntamiento de Xalapa acusada de haber cometido diversos delitos a su paso por Sefiplan yunista ¿Qué va a pasar con las piezas claves que acomodó en las entrañas del Ayuntamiento Moreno más importante del estado?

Su gente, que había sido insertada para servirla y servirse, aún siguen incrustadas dentro de la estructura del Ayuntamiento de Xalapa, pues hasta donde nos hemos enterado no han sido despedidos y suponemos que aún reciben órdenes de la ahora “amparada”.

Ahí están, justo en la columna vertebral de las Finanzas Públicas Municipales, Eduardo Maggio Chena en Recursos Humanos, la Directora de presupuesto y Contabilidad Anabel Galván Sarabia, y el Director de Ingresos, Raúl de la Fuente Polanco… ¡La Iglesia en manos de Lutero!

 

NUEVA TAMALERÍA

Un excelente amigo pozarricense ha decidido emprender diversos negocios de comida; uno de ellos es una tamalería que en breve abrirá frente al Tribunal de Justicia, es decir justo a espaldas del Congreso, por lo que no sería mala idea que elaboraran tamales en honor de algunos diputados; por ejemplo, el tamal “El Bailador” podría ser acompañado de Coca; el Manuel Pozos relleno de pura lengua; el tamal Eric Domínguez seria grandote, relleno de calabaza y con poco chile; el Mónica Robles envuelto en hojas de periódico; el “Marychoques Gamboa” acompañado de salsa borracha; el “Bingen Rementería relleno de pura papa; y el “Omar Miranda”, hecho de dos masas.

TAMAL A LA CARTA

Nuestro amigo emprendedor que abrirá en breve la tamalería sobre la calle de Ferrocarril Interoceánico se había dedicado toda su vida (que es mucha) a la política, por eso quizás desee incluir en sus tamales especiales no solamente a diputados sino también a algunos políticos.

A quién no le gustaría degustar por ejemplo un tamal Tula Guerrero, con mucha mantequita ¿qué tal para cenar un tamal Miyuli? hecho de elote con moronas de chicharrón, bueno en mi pueblo les dicen “cabecitas de perro”; un tamal sureño sería el “Ramos Alor”, con ausencia de algunos ingredientes; el tamal Editora de Gobierno sería muy cobijado y excesivamente inflado.

Desde luego que el mejor sería el tamal OPLE, pues es el que ya tiene más tradición; aunque le competiría de cerca el tamal Universidad Veracruzana, que se comería con cuchara grande y estaría envuelto en hoja de maíz azul.

¿Y a usted que tamal le gustaría que incluyera la tamalería de don Arturazo?

Esta es opinión personal del columnista