Se equivoca Pepe Yunes

15 febrero 2018 | 9:35 hrs |

Por Roberto Valerde García

“Tienen un montón de asesores, pero son muy malos, no les ayudan”, afirmó categórico el aspirante presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador refiriéndose al PRI, al que –dijo- “no le ha ido bien”.

Más allá de que caiga bien o mal, de que sea intransigente o no, al “Peje” le asiste la razón: el partido tricolor y su candidato a la gubernatura, José Francisco Yunes Zorrilla está muy mal asesorado y pareciera que le apuestan a perder mandando señales equivocadas.

A la “inseguridad”, a la “injusticia”, la “violencia”, al “rezago” y a todos los problemas que padece nuestro estado hay que hacerles frente, combatirlos, resolverlos y jamás “darles la espalda” como equivocadamente sugiere Pepe Yunes en las decenas de espectaculares que mandó colocar desde Pánuco hasta Las Choapas.

Como si estuviéramos en la escuela del mundo al revés de la que habla el escritor uruguayo, Eduardo Galeano, tengo muy claro que no es el peroteño, son sus pésimos asesores en marketing político. Solo a estúpidos se les ocurre pretender vender la imagen de un aspirante a gobernador, prácticamente diciéndole a los ciudadanos que deben darle la espalda a los problemas que los aquejan, volverse ciegos, sordos y locos.

De nada sirve que el PRI postule a un hombre con una imagen más o menos limpia, preparado, inteligente, con experiencia en el sector público, relacionado, si desde antes de ser ungido candidato ya está mandando un mensaje equivocado y lo que a muchas personas les preocupa y ocupa. No fue uno, dos, ni tres, han sido más de diez personas las que me expresaron su inquietud, todos coinciden en su apreciación y ellos motivaron a que escribiera sobre este tema.

Lo que los súper asesores de los prisitas tampoco se han dado cuenta es que quien ya detectó su fallida estrategia mediática es el abanderado del PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Márquez, quien ha cambiado su discurso y habla de “combate de manera frontal a la inseguridad, la pobreza, la delincuencia”, en positivo, como debe ser, insisto, pero jamás dándole la espalda. A quien te da la espalda frente a las adversidades, correspóndele exactamente igual.

Sin duda, los medios de comunicación han jugado un papel determinante en lo que se refiere a temas como liderazgo político, ya que es la manera más efectiva de llegar a las masas. De ahí que quienes aspiren a un cargo de elección popular no pueden darse el lujo de creer que una estrategia puede centrarse en cultivar una imagen del candidato, creyendo que el electorado sigue sin darse a la tarea de cotejar si los datos proporcionados son ciertos y sin cuestionar. Noooo, ya son otros tiempos, los ciudadanos han despertado y aunque usted no lo crea corren el lápiz, suman cuánto cuesta rentar un espectacular, más el costo de su impresión y lo multiplican por cien o más que se colocan por toda la entidad. Los electores se dan cuenta de esos aspirantes que recorren el estado en helicóptero y que un día están en el centro, luego en el sur y al rato en el norte del estado. ¿Qué no hay topes de gastos de precampaña?, ¿tanto dinero les autorizan para derrochar en la renta de aeronaves?

La precampaña concluyó, ahora está la intercampaña y viene la campaña, por lo que aún hay tiempo para correr a la bola de buenos para nada asesores, con altísimos sueldos y con nuevo equipo, reorientar el rumbo.