Se aduertaron

6 septiembre 2017 | 9:52 hrs | Gilberto Haaz Diez

*Manuel Vicent: Un prisionero condenado a cadena perpetua descubrió la única forma de escapar: pintó una ventana abierta de par en par con un horizonte azul en la pared de la mazmorra y a través de ella conquistó la libertad. Camelot.

Cuando habíamos pensado que lo visto con el gobierno de Veracruz -tiempo de JDO-, era lo máximo que se podía ver en asuntos de sospechas y corrupción, sucede que no, que los del gobierno federal se Aduertaron y le entraron sin celo ni recelo a las Empresas Fantasmas, según reveló el mismo Portal, Animal Político, que descubrió los agujeros negros a la Stephen Hawking en Veracruz. Nadie se salva, hasta el primo cómodo, Alfredo del Mazo, que al frente de Banobras lavaban y limpiaban el dinero como Maestro Limpio, según reveló Animal Político. En los diarios revivieron a Javier Duarte, aquellas fotos señeras cuando se abrazaba como dos buenos compadres con el presidente Peña Nieto, y reían a placer, volvieron a aparecer en el panorama político de las portadas. Tiempos añejos en que se querían y eran compañeros de sector y de partido. Ahora no. La revelación de que el Gobierno Federal robó 7 mil 670 millones de pesos, es una bomba. Se involucraron a 11 dependencias federales y 8 universidades públicas y 128 empresas. Nadie se salva: Pemex, Sedesol, Fovissste, SCT del socavón, SEP, Sagarpa. Vaya, resultó el agujero un poco peor que los de Veracruz, donde aparecieron las empresas fantasmas. Con la salvedad de que aquí, triangularon el dinero con universidades, entre ellas la afamada UNAM, la de Morelos, Juárez, Tabasco y algunas más. Raro que en las páginas principales de los diarios nacionales no aparezca esta noticia, escasamente el gran Julio Hernández, de la columna Astillero en la Jornada, comentó un poco en Imagen de Ciro Gómez Leyva. Escondieron la noticia bomba. Quizá de allí la relevancia de pelear por el Fiscal, que el mismo gobierno y el PRI quieren al del Ferrari, Raúl Cervantes, para la impunidad de 9 años más. Caso que tiene patas arriba al Congreso y que los vende patrias y traidores, así llamados por sus colegas panistas, Cordero y Gil y Lozano, luchen porque ese Fiscal a modo se quede. Hasta el mismo barbón Diego Fernández de Cevallos se avergonzó de que a Cordero lo hayan puesto allí en el Senado, los priístas. Caras vemos, corazones no sabemos. Hay vida después de Raúl Cervantes. Sin duda.

 EL DANTE QUE SE FUE

 Dante Delgado Rannauro, que fue gobernador del cuatrienio en Veracruz, gracias a que el Hombre Leyenda, Fernando Gutiérrez Barrios, le encargó cuidar el ‘changarro’ por ese tiempo, andaba como pepita en comal buscando cómo y dónde acomodarse. En Xalapa, como buen priísta que fue, se dedicó a hacer juntas secretas y encerronas con gente de todo tipo, en su casa, desayunos donde quería que nadie supiera quiénes asistían y ellos mismos se encargaban de enviar las fotografías. Buscaba, según me dijo un informante Garganta Profunda, ser el candidato de Morena al gobierno de Veracruz, pero el amoroso AMLO ni lo vio ni lo oyó. Lo puso en Modo Avión y se desconectó de esa propuesta. Cuando no pudo en Veracruz se fue a México, no a signar esa cosa llamada ‘Firma de Acuerdo de Unidad para la Transformación Nacional’, que convocó a miles. Él cayó en los brazos del PAN y del PRD, con Anaya y la Barrales, donde una foto se les ve levantando los brazos de los tres alegres compadres y socios ahora. Tipo listo este Dante, siempre busca acomodo para sobrevivir con su partido, Movimiento Ciudadano (MC), aquí le dio oxigeno por seis años, duración de este Pacto.

 LA AMENAZA A MUSSIO

 El periodista veracruzano, Mussio Cárdenas Arellano, recibió una amenaza vía WhatsApp donde  le advierten que van a hacerlo ‘pedacitos’. Creador de la Columna ‘Informe Rojo’, que se publica en unas decenas de medios, fue apoyado por la CEAPP, donde formó parte como Comisionado un corto tiempo, en cuanto se supo de esa amenaza, y por la Organización Articulo 19 y la misma Fiscalía de Atención a Denuncias de Periodistas. En Veracruz este horno no está para bollos. Mussio dijo: “Seguiré escribiendo pese a las amenazas”. Y uno pide a quienes puedan protegerle, que lo hagan.

Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com

*Esta es opinión personal del columnista