Salar de Uyuni (Bolivia), increíble desierto de sal, cuando está cubierto de agua, se convierte en el espejo más grande del planeta. Foto: Ezequiel Cabrera