Sacerdotes ejecutados habrían tenido problemas con narcos en una fiesta

Las víctimas al parecer acudieron a una fiesta en la que había líderes del crimen organizado

Foto: Web
6 febrero 2018 | 18:12 hrs | Grupo Fórmula

Guerrero.- La Fiscalía General del Estado de Guerrero (FGE-Guerrero) informó que los sacerdotes que fueron ejecutados la madrugada de este lunes habrían acudido a una fiesta en la que había líderes del crimen organizado.

A través de un comunicado de prensa, las autoridades estatales detallaron que las víctimas Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes, y cuatro personas más, acudieron a una fiesta en la comunidad de Juliantla, en Taxco, Guerrero.

“En dicho baile celebrado en Juliantla, con información de inteligencia se tiene conocimiento que acudieron muchas personas pertenecientes a diversos grupos delictivos, tanto del Estado de Guerrero, como de los Estados de Morelos y Estado de México”, se lee en el boletín.

La Fiscalía detalló que en dicho baile “no hubo seguridad municipal, estatal o federal, puesto que el apoyo de seguridad preventiva para la celebración de dicho baile NO fue solicitada a ninguna autoridad por los organizadores”.

Según la hipótesis de las autoridades, Muñiz García había sido fotografiado portando armas de fuego de grueso calibre y en compañía de un grupo armado vinculado a un grupo delictivo con operaciones en Mezcala, Carrizalillo, Taxco, Taxco El Viejo y parte de Iguala.

“De las investigaciones, así como, de testimonios vertidos por personas que acudieron a dicho baile, se tiene conocimiento que existió un conflicto durante el baile, de diversas personas con el grupo de personas que acompañaban a los sacerdotes Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes. De lo que se desprende la existencia de un conflicto previo”, presume la dependencia.

Al margen de ello, la FGE-Guerrero solicitó el apoyo de la Fiscalía General del Estado de México ya que se cree que los victimarios de los curas son procedentes de dicha entidad federativa.