Robo de identidad sin freno; delincuentes compran hasta automóviles

Veracruz, 4°lugar a nivel nacional; Condusef registra 140 casos de enero a septiembre de este año

Condusef registra 140 casos de enero a septiembre de este año. Foto: web.
3 octubre 2017 | 7:51 hrs | Misael Olmedo Sifuentes

Poza Rica, Ver.- Veracruz se mantiene en el cuarto lugar a nivel nacional de robo de identidad, siendo afectados cientos de ciudadanos mientras que los delincuentes están adaptando sus modus operandi, advirtió el subdelegado de la Condusef en la entidad, Rafael Trillo Gracida.

Resaltó que el robo de identidad preocupa cada día más a las autoridades por el creciente número de personas afectadas que no reconocen compras de productos y servicios, cuyo costo es elevado y que se hicieron con el uso de sus datos personales sin autorización.

Mencionó que en el 60 por ciento de los casos, el afectado fue previamente víctima de robo a mano armada; “Hay es cuando obtienen credenciales y tarjetas para efectuar diferentes compras”, expresó.

Señaló que en el caso del robo de identidad en Veracruz, los delincuentes llegan a comprar hasta automóviles, además de adquisiciones en tiendas departamentales, de las que un 90 por ciento se han logrado resolver a favor del usuario.

Personal de esta dependencia advirtió que lamentablemente este delito presenta una tendencia a la alza. Foto: Noreste.

De igual forma indicó que la Condusef no está de acuerdo con las medidas de seguridad implementadas por instituciones financieras en cuanto a la venta de productos o servicios se refiere, pues ni siquiera verifican adecuadamente los datos personales de quien acude a realizarla.

Detalló que el año pasado se registraron 70 casos de esta índole en el estado y actualmente van casi 140, por lo que se teme que en este último trimestre del año dicha cifra aumente.

Advirtió que los delincuentes están cambiando su manera de operar para obtener datos personales, a través de llamadas telefónicas haciéndose pasar por personal de alguna institución bancaria o tienda departamental.

También se detectó, dijo, que roban la correspondencia financiera de los buzones, de donde obtienen estados de cuenta cuya información utilizan para fortalecer el engaño.