Revisión del TLCAN cada 5 años por EUA generaría incertidumbre

Foto: web
18 septiembre 2017 | 14:55 hrs | Agencia NTX

México.-La intención de Estados Unidos de revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) cada cinco años generaría incertidumbre entre los inversionistas, afirmó el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal.

Entrevistado al término de su participación en el Foro Forbes 2017 “Reinventando México”, dijo que el reciente comentario al respecto del secretario de Comercio, Wilbur Ross, es un tema que aún no está en la mesa de discusión y en el momento que se presente se analizaría.

No obstante, aclaró que si el TLCAN actualmente se está renegociando es porque hay una cláusula que permite su revisión, la cual está abierta para que cualquiera de los integrantes en cualquier momento puedan analizar si le conviene o no el tratado.

“Poner explícitamente una cláusula de terminación que sea a través de afirmativa ficta o de negativa ficta su terminación, claramente es contraria a la filosofía de los acuerdos comerciales, porque lo que hacen los acuerdos es dar certidumbre a los inversionistas”, subrayó.

Opinó que si la única certidumbre es la terminación, y solo por un voto o un refrendo después de su terminación se podría continuar, “estaríamos dándole a los inversionistas de los tres países muy malas indicaciones sobre el mantenimiento y la longevidad de un acuerdo comercial”.

El secretario de Economía aclaró que la intención de renegociar el TLCAN cada cinco años es un tema que todavía no está en la mesa de discusión y en caso de que se presente se analizaría, pero precisó que “no existe ningún acuerdo comercial que contenga ese tipo de cláusulas.

Sobre la tercera ronda de negociaciones del TLCAN, a efectuarse del 23 al 27 de septiembre en Ottawa, Canadá, destacó que ya hay avances en algunos temas, entre ellos el de las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

“Hay un grupo de siete capítulos que tienen un nivel de desarrollo importante: pymes y su participación en las cadenas globales de valor, los temas que tienen que ver con transparencia, sanitarios y fitosanitarios, de los cuales se pueden cerrar unos tres o cuatro”, refirió.

Ratificó la disposición constructiva de México en esta negociación para sacar un TLCAN modernizado, que ayude en el objetivo de crear más empleos, mejor remunerados y sirva a los tres países América del Norte, pero “nada en contra del interés nacional”.

“Seguimos en la mesa con una actitud positiva negociando y tenemos la convicción que si hay esa visión de las partes podremos seguir avanzando en encontrar soluciones, esa es la actitud que tenemos en la mesa y esa es la actitud que prevalece”, resaltó.

Guajardo Villarreal añadió que como en cualquier negociación se necesita un plan alternativo porque, de otra manera, no se tendría ninguna capacidad de fortaleza en esa negociación.

En entrevista por separado, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, consideró que es inviable establecer una cláusula para revisar el TLCAN cada cinco años, como pretende Estados Unidos, porque no genera confianza.

“Las inversiones son de 25 o de 30 años y tiene que haber un mecanismo de confianza de largo plazo para que las inversiones no sólo se sostengan, sino que vengan más a la región”, subrayó.

Señaló que a unos días de la tercera ronda de negociaciones del TLCAN es natural que los países presenten opciones, para que los técnicos encuentren soluciones a las propuestas que se hagan en este proceso.

No obstante, el dirigente empresarial afirmó que más inversión y más sinergias entre México, Estados Unidos y Canadá generarán empleos en los tres países, que es lo que finalmente se está buscando.

Coincidió con el secretario de Economía en que durante la tercera ronda de negociación a celebrarse en Ottawa puede haber acuerdos definitivos en algunos temas, y el sector privado mexicano va con ese espíritu.

“Nosotros esperamos que desde el inicio de la tercera ronda o durante el primer día se tengan textos únicos encorchetados en donde se especifiquen los temas en donde todavía tiene diferencias entre los países y ahí es donde nosotros seremos consultados y daremos nuestra opinión”, añadió.

A su vez, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, precisó que como está actualmente, el TLCAN ya prevé mecanismos para que alguno de los tres países pueda abandonarlo.

Destacó que una de las principales fortalezas del TLCAN es dar certeza a los empresarios e inversionistas de los tres países, por lo cual ser redundante en cuanto a pretender introducir una cláusula de extinción cada cinco años.

“Es un tema (el de pretender renegociar el TLCAN cada cinco años) que probablemente no tendrá mayor relevancia y finalmente se impondrá ahí la posición tanto mexicana como canadiense, darle estabilidad al tratado”, sostuvo.

Para la tercera ronda de negociación, dijo, lo que espera el sector privado mexicano es que se avance ya un poco más en los textos de cuáles podrían ser las adecuaciones en algunos temas, pues es un proceso que apenas está en sus inicios.